Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
lunes, 20 octubre 2014
15:06
Actualizado a las 

La Razón

Política

Un diputado del PSOE grita «cállate tonto» a Rajoy en el Congreso

  • Un diputado del PSOE no identificado ha gritado "cállate, tonto" al presidente del PP, Mariano Rajoy, cuando éste amagaba en el Pleno del Congreso con descalificar al ministro de Fomento, José Blanco, tachándole de "inútil total" por su gestión de la crisis aeroportuaria de este fin de semana.

  • 1
Un diputado del PSOE grita «cállate, tonto» a Rajoy en el Congreso
Un diputado del PSOE grita «cállate, tonto» a Rajoy en el Congreso

Ha sido durante el Pleno extraordinario que se ha celebrado en el Congreso de los Diputados para que el presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, diera cuenta de las razones del estado de alarma decretado el pasado sábado.

La bancada del Grupo Socialista se revolucionó cuando Rajoy empezó diciendo que el ministro de Fomento es un "inútil total" con "importantes dosis de caradura". "Cállate, tonto", le espetó una voz masculina de entre los diputados del PSOE.

El líder del PP resolvió el suspense aclarando que esos "epítetos" no iban dirigidos a Blanco, sino que fue la definición que Alfredo Pérez Rubalcaba hizo del primer ministro de Fomento del PP, Rafael Arias Salgado, por unos retrasos en los aeropuertos en 1999.

Tal fue el revuelo que el presidente del Congreso, José Bono, tuvo que intervenir para pedir a sus señorías que guardaran silencio. la misma tarea le tocó a la vicepresidenta primera, Teresa Cunillera, cuando en un momento posterior del debate el portavoz del Grupo Socialista, José Antonio Alonso, se refirió al amago de Rajoy dando por hecho que había insultado a Blanco. "Que no", le decían desde el PP, ante lo cual Cunillera aconsejó dejar acabar la frase al orador.

El primer debate parlamentario sobre el estado de alarma desde la Constitución de 1978 se desarrolló sin apenas más incidentes, una vez que el martes ya se había pactado, con la oposición de algunas minorías como IU-ICV, un formato reducido con sólo diez minutos de intervención por grupo parlamentario.

Salvó el incidente reseñado, Bono sólo hubo de intervenir, como viene siendo habitual en las últimas sesiones plenarias, para pedir a los diputados que no se queden charlando en el hemiciclo mientras hay un orador en la tribuna: "Quienes no quieran atender, tengan la bondad de abandonar el Salón de Sesiones y así respetamos más al orador", tuvo que decir este jueves.
 

Vídeos

  • 1