Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
lunes, 28 julio 2014
12:19
Actualizado a las 

La Razón

Interior

ETA prevé declarar un alto el fuego permanente el sábado

  • La banda ha retrasado su anuncio por la declaración del Estado de Alarma. Será «verificable y unilateral». Recurrirá a un medio internacional para hacerlo público

  • 1
La banda, durante su último comunicado, en el que anunciaron que no llevarían a a cabo «acciones armadas ofensivas»
La banda, durante su último comunicado, en el que anunciaron que no llevarían a a cabo «acciones armadas ofensivas»

Madrid- El Estado de Alarma y la atención mediática que conlleva no parecen haber disuadido a ETA de sus planes de dar a conocer un comunicado antes de que finalice el año. Expertos antiterroristas, consultados por LA RAZÓN, aseguran que el anuncio de la banda se podría producir durante este mismo fin de semana a través de un medio de comunicación internacional, como ya lo hiciera en la última ocasión, cuando recurrió a la cadena británica BBC. Consistiría en la ampliación del alto el fuego que, de momento, sólo alcanza a las «acciones ofensivas», y que pasaría a ser «permanente, verificable» e, incluso, «unilateral». Sin embargo, nadie asegura al cien por cien que vaya a ser así y algunos observadores hablan del mes de enero.

Un conjunto de calificativos, subrayan las fuentes consultadas, que no suponen la desaparición o disolución de la banda criminal, algo que, en las últimas semanas, se les ha exigido a los pistoleros desde el Gobierno, por boca de su vicepresidente primero y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y destacados dirigentes de los socialistas vascos.

Esta «subida de listón», fruto de las informaciones con las que contaba el Ejecutivo, ha desconcertado a los terroristas, que, sin embargo, dentro de su fanatismo, están empeñados en llevar adelante sus planes, convencidos de que una vez más van a lograr engañar al Estado y a sus instituciones.

De confirmarse la publicación del comunicado, que significativos movimientos y posicionamientos en medios gubernamentales, y de la llamada «izquierda abertzale», parecen avalar, demostraría que ETA intenta convertirse en el eje del debate político en un momento en el que el Ejecutivo se encuentra sumido en una auténtica encrucijada: crisis económica, controladores, falta de protagonismo de Rodríguez Zapatero, etcétera.

El objetivo de la banda, subrayan los expertos consultados, es conseguir una nueva negociación con el Gobierno; y el de su brazo político, Batasuna, o como se quiera denominar ahora, colar las candidaturas en las elecciones municipales y forales del año que viene. «A la banda no le interesan esta vez los comicios y, si hace esta declaración, es para ganar tiempo y poder a controlar a su brazo político. Los análisis hay que hacerlos teniendo en cuenta todo esto ya que, en caso contrario, las posibilidades de incurrir en los errores del pasado son altísimas», advierten.

A este respecto, recuerdan que tanto en la «Declaración de Bruselas», promovida, el pasado 29 de marzo, por el supuesto pacifista y mediador, el surafricano Brian Currin (contumaz conseguidor de Batasuna); y el «Acuerdo de Guernica», del 24 de septiembre (al que los proetarras llevaron engañados a algunos partidos, que ya se han desmarcado, como Aralar), se establece una equivalencia entre una banda de asesinos y el Gobierno democrático de España. En esos textos es en los que se habla de alto el fuego permanente, verificable o unilateral; y se plantean las contraprestaciones que debería acometer el Estado.

No se reconoce, porque no es la intención de ETA, el error y el carácter criminal de sus actividades; no se pide perdón a las víctimas; no se pone fecha al fin de dichas actuaciones, etcétera.

La declaración del Estado de Alarma, tal y como adelantó LA RAZÓN días pasados, habría llevado a ETA a retrasar la publicación del comunicado.

La opinión pública española acogería, y seguro que lo hará este fin de semana, si los terroristas se empeñan en hacer público su anuncio, con absoluto desinterés lo que puedan decir los pistoleros.

El terrorismo, gracias a la eficaz política desarrollada por el Ministerio del Interior con el apoyo del Partido Popular, no cuenta ya entre los problemas que más preocupan a los ciudadanos, que exigen soluciones a los asuntos económicos y sociales y, ahora, al de los controladores.

Los etarras, encerrados en su mundo y en los mensajes que le llegan de su entramado y de los «mediadores», viven ajenos a la realidad. Piensan, de forma equivocada, que tienen el protagonismo de otros momentos; y pueden marcar el ritmo de los acontecimientos. La realidad les espera a la vuelta de la esquina.


2010: el año de los comunicados
17 de enero
Gara publica un comunicado de ETA fechado el 31 de diciembre en el que afirma que «una tregua o un alto el fuego no trae como consecuencia un proceso democrático».
21 de marzo
La banda terrorista afirma estar dispuesta a «dar los pasos que sean necesarios para favorecer el cambio político» y expresa su «compromiso de seguir luchando por Euskal Herria».
5 de septiembre
La cadena BBC emite un vídeo en el que tres encapuchados anuncian en nombre de ETA que «ya hace unos meses tomó la decisión de no llevar a cabo acciones armadas ofensivas».
19 de septiembre
ETA llama a la comunidad internacional a participar en la solución del conflicto y culpa a Francia y España de desaprovechar las oportunidades de alcanzar la paz.

Vídeos

  • 1