Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
sábado, 23 agosto 2014
03:24
Actualizado a las 

La Razón

Cine

«Primos»: Comedia sin oxígeno

  • Direccióny guión: Daniel Sánchez Arévalo. Intérpretes: Quim Gutiérrez, Raúl Arévalo, Adrián Lastra, Inma Cuesta. EsPaña, 2010. Duración: 100 minutos. Comedia.

  • 1

Cortados por un mismo patrón, los hombres de los tres largometrajes de Sánchez Arévalo son inseguros, indecisos e inmaduros. Se supone que ese es su principal encanto, que eso los hace vulnerables y propensos a los excesos románticos, aunque en el elogio al peterpanismo de «Primos» se esconde una misoginia mal disimulada: porque, por supuesto, las mujeres son las que llevan los pantalones. La visión de la guerra de sexos según él es muy simple: de un lado están los lloricas y los colgados, de otro las mariscales de campo. Es una guerra que se libra en un territorio neutral, veraniego, donde el tiempo discurre como en un sueño o en una verbena perpetua, y ellos, los primos, intentan recuperar la infancia perdida (el punto álgido de la película, la imitación de los Backstreet Boys en las fiestas del pueblo, no sabe desmelenarse como lo haría un adolescente).

«Primos» es como «Verano azul», pero más abstracta e igual de bienintencionada. A cada trauma le corresponde su terapia, cada oveja acaba con su pareja (o casi) y, mientras tanto, la vida ocurre en otra parte. Al cine de este autor le falta espontaneidad, respira con dificultad, y «Primos» no es una excepción: es una comedia sin oxígeno, atrapada en su artificioso sentido del humor.

Vídeos

  • 1