Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
jueves, 17 abril 2014
04:54
Actualizado a las 

La Razón

Libros

Chufo Lloréns: «Cambia el paisaje pero no las pasiones»

  • Con firma propia.  Profesión: escritor. Nació: en 1931, en Barcelona. Por qué está aquí: presenta su novela «Mar de fuego» (Grijalbo).

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Chufo Lloréns: «Cambia el paisaje, pero no las pasiones»
Chufo Lloréns: «Cambia el paisaje, pero no las pasiones» Miquel González/Shooting

–Vendió más de 500.000 ejemplares de su novela «Te daré la Tierra». ¿Qué ha hecho con tanta pasta?
–Somos un matrimonio con siete hijos. Hay muchos gastos. Yo soy un hombre austero, no me llaman las cosas materiales, de verdad.

–Ahora presenta «Mar de fuego». ¿Si sólo vende 300.000 se sentirá frustrado?
–En absoluto. Me sentiré muy feliz. Lo principal en esta vida es hacer lo que te gusta sin que te mande nadie. Lo he conseguido. Ése es mi éxito.

–La novela, ambientada en la Barcelona del siglo XI, es una historia de ambición, amor y venganza. O sea, como ahora, ¿no?
–Las pasiones no evolucionan. Cambia el paisaje, pero no las pasiones.

–En su novela, ¿quién sería Artur Mas?
–El que mandaba entonces era Ramón Berenguer El Viejo.

–Hay un enano bufón en su historia. ¿Hoy ve muchos por ahí?
–Los políticos de hoy no los necesitan: provocan la risa ellos mismos.

–¿Ve Cataluña como un mar de fuego?
–No, hombre; eso es Valencia en Fallas. Aquí sólo hay fuego en tiempo de elecciones, como en todos los sitios.

–El Barça no ha querido ser la imagen de España en el exterior...
–Esa postura no da una imagen real de lo que es Cataluña. La mayoría no votaría por la independencia, estoy seguro. El ruido lo hace una minoría.

–Tiempos de prohibiciones. ¿Qué se prohibía en el siglo XI?
–Por ejemplo, el adulterio. La adúltera plebeya tenía que meter los brazos en agua hirviendo y sacar una piedra; si se quemaba, era adúltera. Si la acusada de adulterio era noble, tenía derecho a que la defendiera un caballero; si éste ganaba la justa contra el marido, no era adúltera.

–Los parados españoles vuelven a mirar a Alemania. ¿A dónde se iban los parados de entonces?
–No había parados, sólo ricos y pobres. Y los pobres salían poco.

–¿Ya había en aquellos años oscuros crisis económicas?
–Los pobres estaban en crisis siempre, pero vivían más que los ricos; éstos comían en exceso, mientras que los pobres se alimentaban de verduras y raíces. Estaban más cerca de la dieta mediterránea.

–¿Qué cree que hubiera sido Zapatero en aquellos tiempos?
–Un aprendiz de brujo, como ahora.

–No parece que se especializara en videncia...

Vídeos

  • 1