Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
viernes, 25 abril 2014
00:20
Actualizado a las 

La Razón

Política

El día después por Juan Pablo COLMENAREJO

  • 1

Para el común de las personas con empleo, sin él o con el trabajo sumergido es el primer lunes del cuarto mes del cuarto año de la crisis. Es decir,la segunda legislatura de Zapatero continúa como si no hubiera pasado nada.
Pero, a partir de ahora se plantean una serie de cuestiones con respuesta en los próximos once meses. Si tenemos en cuenta que las elecciones generales tocan en la primera quincena de marzo de 2012, resta un año menos un mes para despejar la serie de incógnitas que se plantean a raíz del anuncio realizado por el presidente del Gobierno y Secretario General del PSOE con el alivio de buena parte de los dirigentes socialistas.


- ¿Cómo afecta a los españoles?
–Sigue como presidente del Gobierno con la peor de las valoraciones presidenciales en la historia de la democracia. Supera a Aznar incluso en los momentos más peliagudos de la guerra de Irak. Zapatero empezó la legislatura con una impresionante negación de la existencia de la crisis sólo comparable a su reiterado convencimiento de que ya hemos escapado de ella. Su planteamiento, nudo y desenlace en la gestión de la crisis salta a la vista en la fila del paro.


- ¿Se arregla la crisis con su anuncio?
–El tejido empresarial formado por autónomos, pequeñas y medianas empresas está arrasado. Zapatero ha perdido el crédito y parece imposible que mientras siga de presidente otro dirigente socialista pueda recuperarlo. Estamos en un período de estancamiento con reformas escritas en cuartillas y bajo la vigilancia de nuestros socios y los mercados. A pesar de Portugal no nos pierden vista. Espectáculos como los agujeros de las cajas y el despilfarro de las autonomías no nos ayudan nada. Tampoco beneficia que el PSOE haya trasladado su problema a toda España.


- ¿Se ha acabado la legislatura?
–No sobre un papel, pero sin ninguna duda en la práctica. Para convocar unas elecciones tiene que haber un horizonte despejado de 54 días. Como el 22 de mayo las urnas se abren para renovar los ayuntamientos, trece parlamentos autonómicos, además de diputaciones y cabildos, no caben las generales. El resultado de la consulta territorial podría acortar los tiempos de las generales. Si el PSOE se lanza a la batalla interna de las primarias en julio podría haber convocatoria en septiembre u octubre. Pero Zapatero está empeñado en llegar hasta el final y está por ver la convivencia con el nuevo.


- ¿Es posible gobernar sin contar con el nuevo candidato?
–Ninguna experiencia anterior permite pensar en el éxito de la operación. La tensión interna podría generar problemas de convivencia entre el que se va y el que pretende llegar. El dilema es saber quién asume el coste político de las decisiones que se deberían tomar cuando termina la tregua portuguesa. Zapatero ha afirmado hace unas horas en Murcia que llegar hasta marzo del 12 es el éxito del PSOE y el fracaso del PP. Cuanto antes sean las elecciones mejor para el país incluido el nuevo candidato socialista.


- ¿Qué cambia en la estrategia del Partido Popular?
–Dicen los expertos en opinión pública que la decisión del voto está tomada hace tiempo. Las encuestas se han clavado entre un mínimo de quince puntos y un máximo de veinte. Zapatero ha añadido a la situación general de España la crisis interna del PSOE sacada a la luz el pasado sábado. El proceso de primarias no debería ocultar la realidad cotidiana. El resultado de mayo dejará a cada uno en su sitio al eliminar sucesores por el procedimiento natural de las urnas. Será otro día después.

Vídeos

  • 1
  • 1

    ENCUESTA