Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
sábado, 23 agosto 2014
03:24
Actualizado a las 

La Razón

Noticias Jornada Mundial de la Juventud 2011

«Tenemos que ser más humildes»

  • Nació: Las Palmas, 1983.
    Una película: «La lista de Schindler».
    Un libro: «La sombra del viento».
    Un tipo de música: rock, electrónica.
    Dentro de 20 años: trabajando y con una familia.
     

  • 1
Álvaro Muñoz, abogado
Álvaro Muñoz, abogado Gonzalo Pérez

–¿Cuál ha sido su caso más delicado?
–Un juicio en el que estaban involucrados menores que habían sufrido abusos sexuales por parte de su padre. Lo más doloroso fue oír el testimonio de los niños.
–¿Casos así marcan?
–Yo intento, no siempre lo consigo, que no me afecten. Ante todo soy un profesional de la abogacía, dejo mi vida personal a un lado y me centro en defender los derechos de esa persona.
–¿El estado de la Justicia es caótico?
–Un poco sí. Por ejemplo, imponer tasas judiciales en contenciosos y que se incluyan las costas genera desigualdades en casos como el que un particular denuncie a una gran empresa o a la Administración. Podemos estar creando un sistema judicial para ricos.
–¿La juventud también vive un momento caótico?
–Creo que sí. Hay una mezcla de desánimo y conformismo ante la realidad que estamos viviendo. La gente se acomoda y no lucha. Con el movimiento de los «indignados» comparto algunas cosas, pero creo que el movimiento en sí se ha descontrolado.
–Dicen que hay una crisis más profunda que la económica, la crisis de valores.
–Nos olvidamos de las enseñanzas que nos inculcan en la infancia: el compañerismo, el respeto de los jóvenes hacia los mayores, la integridad, el compromiso...
–¿Cuál es la mejor herencia que le han dejado sus padres?
–El afán de superación, la constancia, las ganas de comerme el mundo.
–¿Vivimos en una sociedad hedonista?
–Claro. La gente le da más importancia a la apariencia, a los valores materiales, enqué ambientes te mueves que a saber tratar a las personas. Tenemos que ser más humildes.
–¿Qué es lo que más le ha decepcionado del Gobierno socialista?
–Sin duda alguna la legalización de Bildu. No se puede tolerar que esté en las instituciones.
–¿Y en qué le ha sorprendido favorablemente?
–¡Uy! Eso ya es más complicado. Pero como no soy fumador, la Ley Antitabaco me parece un acierto. Esta ley ya estaba en vigor en Europa desde hace muchos años. Como siempre, somos los últimos en aplicarla.
–¿Algún reproche a nuestros políticos?
–Que no se preocupan por los temas que son verdaderamente importantes para los ciudadanos. Con respecto a los jóvenes, no nos tienen en cuenta, de ahí movimientos como el 15-M. No me inspiran confianza.
 

Vídeos

  • 1