Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
  • 1

    OPINIÓN

    Alfonso Ussía

    RDyO

Ofrecido por:
Iberdrola
lunes, 22 diciembre 2014
13:51
Actualizado a las 

La Razón

Rubalcaba dejaría al PSOE en 117 escaños la peor cifra de su historia

  • Si Alfredo Pérez Rubalcaba hubiera sabido antes de presentarse como candidato a La Moncloa que a menos de tres meses para las elecciones generales, las encuestas le darían peores resultados de los que cosechara Joaquín Almunia en el año 2000, quizá no hubiera aceptado el encargo. Entonces, el candidato socialista se tuvo que conformar con una de las peores cifras que el PSOE ha cosechado jamás en unas generales, obteniendo 125 diputados en el Congreso.

  • 1

Hoy, Rubalcaba empeoraría aún más esos resultados. Así se desprende de la última encuesta de NC Report para LA RAZÓN sobre intención de voto, en la que Rubalcaba se tendría que conformar con una horquilla de entre 117 y 119 diputados. En el mejor de los casos, lograría 6 escaños menos que su homólogo en el año 2000, gracias al 30,8 por ciento de los sufragios. No en vano, hay que remontarse hasta los años 1977 y 1979 para encontrar un PSOE tan mermado en lo que a votos se refiere. Y es que, la distancia entre PP y PSOE sigue muy cerca de los 16 puntos, en concreto, es de 15,7 puntos, que traducido a escaños significa que el PP lograría entre 63 y 68 escaños más que el PSOE.

Así pues, de celebrarse hoy las elecciones, Mariano Rajoy ganaría no sólo las elecciones con el 46,5% de los votos, sino que obtendría una holgada mayoría absoluta (182-185 diputados) para gobernar en solitario los próximos cuatro años. Y es que ya serían más de 11 millones de españoles los que confiarían en el líder popular para llevar las riendas de España. En concreto, 11.133.000 españoles eligen a Rajoy, 854.990 más que en 2008, incluidos 972.000 ex votantes del PSOE. A esto se suman los jóvenes, otro de los pilares del cambio. El 46,3 por ciento de los nuevos votantes darían la primera papeleta de su vida a Rajoy; sólo un 22,8 se decantaría por Rubalcaba.

El PSOE se deja en el camino de estos cuatro años casi 4 millones de votantes (3.914.335), dado que tan sólo logra mantener al 61 por ciento del electorado que le votó en 2008 y es abandonado por el 31 por ciento de sus antiguos simpatizantes. El zarpazo de la abstención sigue siendo su peor enemigo, que le resta ya más de 2 millones de votantes.

En términos generales, la abstención superaría ampliamente las cifras de 2008. Si entonces no fueron a votar el 26,2 por ciento de los ciudadanos, ahora la cifra sería del 30,5 por ciento, es decir, 4,3 puntos más que hace cuatro años. Aunque la tendencia en los dos últimos meses es descendente, reduciéndose en 1 punto.

Respecto al resto del arco parlamentario, la debacle socialista beneficia a partidos como IU o UPyD, pero permite además la irrupción de nuevas formaciones. Bildu mantiene un mes más 4 escaños en el Congreso; EQUO (ecologistas) se estrenaría con 2 parlamentarios; entre 1 y 2 lograrían Compromís –coalición de nacionalistas valencianos–, así como Foro Asturias (FAC), creado por Francisco Álvarez Cascos; y Nueva Canarias que se sitúa entre 0 y 1 diputados.

Además, el partido que lidera Cayo Lara logra entre 6 y 7 diputados, 4-5 más que en 2008, mientras que la formación de Rosa Díez obtiene entre 3 y 4 diputados cuando hace cuatro años tan sólo logró 1. También mejora notablemente CiU, que pasa de los 10 escaños actuales, a obtener una horquilla de 14-16 parlamentarios. Por su parte, el PNV obtiene entre 5-6 escaños; ERC empeora hasta 1-2 diputados; el BNG se sitúa entre 2 y 3 parlamentarios; UPN iguala los 2 actuales; CC, entre 1 y 2, mientras que completa el hemiciclo Nabai que consigue entre 0 y 1 escaños.


Bildu, como en los tiempos de HB
La «izquierda abertzale» volvería a tener representación parlamentaria quince años después. La coalición abertzale Bildu lograría colarse en el Congreso de los Diputados con 4 diputados, lo que significaría igualar su mejor resultado en unos comicios generales, cuando en 1986 y 1989, la desaparecida Herri Batasuna (HB) logró también 4 escaños. Precisamente, fue HB en 1996 la última formación proetarra con presencia en la Cámara Baja.

Síguenos en