Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
jueves, 31 julio 2014
07:19
Actualizado a las 

La Razón

Asuntos Sociales

Uno de cada cinco españoles al borde de la pobreza

  • La última encuesta del INE alerta de que los ingresos en las familias se han reducido un 4,4% respecto a 2010

  • 1

MADRID- Aunque la crisis económica indique lo contrario, el dinero no ha desaparecido, sigue ahí, pero parece que no llega a los hogares españoles. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística (INE), casi el 22 por ciento de las familias españolas vive por debajo del umbral de la pobreza, dos puntos más que en 2010. Un dato que alarma pero que no sorprende ya que, desde hace tiempo, varias ONG y asociaciones alertan del incremento de las peticiones de ayuda. Los últimos datos de Cáritas indicaban que a lo largo de 2010 se recibieron más de dos millones de solicitudes de atención básica de emergencia para alimentos, vivienda o atención sanitaria.

Los más vulnerables, ante la situación de precariedad, son, sin duda, los menores, cuya tasa de riesgo supera el 26 por ciento, mientras que en 2010  rondaba el 23.  «A los más pequeños les afecta con especial virulencia y de forma muy negativa.Se incrementa el riesgo de padecer ansiedad, apatía, estrés... Aunque todo depende de su entorno y del apoyo con el que cuenten. Lo más importante es vigilar que no les condicione su futuro», explica Valentín Martínez-Otero, doctor en Psicología. Reorganizar la vida familiar cuando varios miembros de la familia se encuentran en paro y los ingresos no son suficientes para vivir es la esencia de un futuro esperanzador.

«Se deben buscar recursos que ayuden a sustituir los gastos que antes se invertían en ocio y en las vacaciones con las que hoy no pueden contar muchos españoles», añade el experto. La «Encuesta de condiciones de vida» del INE confirma la necesidad de encontrar nuevas opciones para disfrutar del tiempo libre:  cuatro de cada diez familias no pueden permitirse vacaciones fuera de casa .

Extremadura, a la cola
Una cifra que se ajusta con el número de hogares que no llega a fin de mes: más del 26 por ciento. La frustación y la falta de autoestima se adueñan del  sentir general y, por eso, es más difícil salir adelante y lograr superar esta dura etapa. La renta anual media en Esapaña ha sido de 10.605 euros y un 4,3 por ciento de los hogares no pudieron mantener la vivienda a una temperatura adecuada el año pasado, según la encuesta de 2010, que el Idescat ampliará y actualizará el próximo mes de diciembre.

Por  comunidades,  Extremadura se sitúa a la cola del bienestar o a la cabeza en el riesgo de pobreza de sus vecinos, Ceuta y Canarias le siguen. En el lado opuesto se encuentra Navarra, donde la tasa de riesgo de sus ciudadanos es del 7,3 por ciento.


EN PRIMERA PERSONA
«Gracias a mi madre llego a fin de mes »
Silvia tiene 36 años, es madre de tres hijos de 8, 6 y 3 años y no tiene trabajo. Lleva casi un año buscando empleo pero ni los cursos del INEM, ni los cientos de currículos enviados lahan sacado de las listas del paro. Vive a más de 60 kilómetros de Madrid, aunque en enero sólo la separaban unas paradas de metro de la Puerta del Sol. «Pago 450 euros de alquiler porque mi casera comprendió mi difícil situación y me rebajo cien euros», explica desde el pequeño salón de su piso. «Nunca he pasado una etapa tan dura y si no fuera por la ayuda de mi madre, con los trabajillos que hago de vez en cuando no llegaría a fin de mes», añade. «Me duele no poder ofrecerles más a mis hijos», explica mientras recuerda como hace apenas un año podía «darles todo lo que me pedían pero ahora sólo pienso en las facturas y en cómo pagar el recibo del gas y de la luz», añade la joven. No recibe ninguna prestación y no deja de realizar cursos para «conseguir una oportunidad».

Vídeos

  • 1