Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
martes, 16 septiembre 2014
15:23
Actualizado a las 

La Razón

Entrevistas y Opinión

Jóvenes alcohol y AP por Ana PASTOR

  • 1
Jóvenes, alcohol y AP, por Ana PASTOR
Jóvenes, alcohol y AP, por Ana PASTOR

La edad de inicio en el consumo de alcohol en España se sitúa actualmente entre los 12 y los 13 años. Según la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria, la ingesta de bebidas alcohólicas es la causa de 9.000 muertes en nuestro país cada año, así como del deterioro de la capacidad intelectual y física de muchos jóvenes.
Junto con la labor educativa y el trabajo de prevención realizados en el seno de las familias, la función desempeñada por los médicos de Atención Primaria en este ámbito se antoja fundamental para promover hábitos de vida saludables y hacer frente con garantías de éxito a la prevención del consumo de alcohol a edades cada vez más tempranas en nuestros jóvenes.
Como puerta de entrada al sistema sanitario, los profesionales del primer nivel asistencial gozan de una posición privilegiada para informar a los jóvenes de los graves riesgos que corren al consumir alcohol; para hacerles ver los nefastos efectos físicos y psicológicos que puede tener en sus organismos no sólo en el corto sino en el medio plazo.


Es muy importante que el médico de primaria cuente en todo momento con una formación completa y actualizada para prevenir, detectar y tratar en su caso, el consumo de bebidas alcohólicas en los jóvenes.
Los profesionales sanitarios de la Atención Primaria tienen un papel fundamental en la educación sanitaria y actuaciones de promoción de la salud en menores, para modificar las actitudes proclives al consumo, evitar la asociación de ocio y alcohol, y poner freno a la búsqueda de desinhibición y evasión por la que muchos se inician en la bebida.
Y sin duda es clave también la necesaria coordinación de la Atención Primaria con la asistencia hospitalaria cuando hay que llevar a cabo una actuación asistencial.
La mejora del abordaje del consumo de bebidas alcohólicas en menores supone un motivo más para poner en valor nuestra Atención Primaria y potenciarla.
 

Vídeos

  • 1