Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
viernes, 31 octubre 2014
01:58
Actualizado a las 

La Razón

Política

Un economista cualificado para una tarea muy difícil

  • HERENCIA
    Casi en recesión
    El nuevo ministro se enfrenta a un país prácticamente en recesión económica, con un nivel de deuda pública del 69% del PIB y un déficit público del 6% previsto. En este contexto, el consumo está a la baja, con una inflación en alza, casi del 3%.

  • 1
Biografía de Luis de Guindos Jurado
Biografía de Luis de Guindos Jurado Efe

Como economista, el nombramiento de Luis de Guindos no puedo más que recibirlo con optimismo. La difícil tarea que un ministro de Economía y Competitividad (y esto último es fundamental) de España tiene ante sí requiere aunar muchas capacidades técnicas, así como preparación y buenas dosis de determinación. Y el recién designado ministro las tiene. Entre otras, una formación muy sólida y una carrera destacada tanto en la Administración pública –fue secretario de Estado de Economía– como en el sector empresarial y financiero. Esto último no debe pasar inadvertido, porque De Guindos ha vivido la crisis desde múltiples facetas y se encuentra entre aquellos economistas que conocen lo que España va a necesitar. Y este conocimiento le otorga una responsabilidad importante, que es ser determinado en las decisiones,  a la que ayudará ese buen punto de vehemencia con el que se le conoce, resultante de una mezcla de elocuencia y firmeza.

Tanto en su papel en el sistema financiero, que conozco por proximidad, como en las referencias que he tenido de analistas e inversores internacionales, puedo constatar que cuenta con una importante reputación en los foros internacionales, que, a buen seguro, le ayudarán a lidiar con las procelosas y enfangadas aguas en las que se mueve la economía española y, aún más, la gobernanza europea estos días.

Con todos estos ingredientes, cabe decir que tiene ante sí una labor tremendamente complicada. La referencia hasta ahora sobre por dónde puede discurrir su acción se va a centrar en gran medida en los aspectos relativos a dinamizar la economía con políticas de estímulo e incentivos que, de forma transversal, puedan hacer honor al segundo apellido del nuevo Ministerio de Economía, la Competitividad. El saneamiento y la reestructuración del sector financiero serán otro eje fundamental de su quehacer. Papeletas difíciles ambas. Si de por sí es una misión compleja restablecer la estabilidad financiera saneando el sector bancario, crear empleo y favorecer el consumo y la inversión, todavía será más difícil que esos objetivos se logren mediante un modelo sostenible, que es lo que España necesitará a largo plazo. Mucha suerte y determinación.

 

LOS RETOS
1.-reactivar el consumo
Sin duda, otro de sus retos fundamentales será reactivar el consumo y la inversión de nuestra economía.
2.- saneamiento financiero
Deberá sanear el sistema financiero español. Para ello, promoverá fusiones en el sector de las cajas de ahorros.
3.- potenciar la competitividad
Uno de sus principales objetivos será fomentar y potenciar la competitividad de la economía española.

Vídeos

  • 1