Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
lunes, 28 julio 2014
14:21
Actualizado a las 

La Razón

Madrid

Rebajas tabú en la Milla de Oro

  • Los comercios más exclusivos «disfrazan» los descuentos de «ofertas especiales» para mantener el caché. La crisis ha obligado a muchas marcas a aumentar las ofertas
    para salvar la temporada

  • 1
Ayer, cientos de compradores aprovecharon para cambiar regalos y buscar «chollos» en el primer sábado de rebajas en todos los comercios de la Comunidad
Ayer, cientos de compradores aprovecharon para cambiar regalos y buscar «chollos» en el primer sábado de rebajas en todos los comercios de la Comunidad

MADRID- A nadie se le escapa que las palabras «lujo» y «barato» son incompatibles. Es más, una le quita significado a la otra, o al menos eso es lo que defienden las marcas: una exclusividad ligada a la calidad y a precios lejos del alcance de los clientes de a pie, o lo que es lo mismo, los que ahora aprovechan para comprar más barato. ¿Se imaginan a dos clientes de Hermés peleando por una pañuelo, o haciendo colas kilométricas por una descuento de un 30 por ciento? Aunque tradicionalmente el «lujo» ha huido del concepto de «rebajas» y, de hecho, esta imagen sería impensable, sí es cierto que la crisis ha hecho que hasta los más pomposos tengan que ingeniárselas para vender los excedentes de la temporada.  Pero en las rebajas, como en casi todo, siempre hay clases.

El pasado día 1, muchos comercios madrileños comenzaron a ofrecer descuentos, aunque no todos. Algunas de las marcas más deseadas, como las del grupo Inditex o El Corte Inglés, no lo hicieron hasta ayer, el primer día laborable después de Reyes y en el que tradicionalmente se iniciaban las rebajas. Aunque todos reconocen que la crisis ha adelantado y aumentado las rebajas (desde el primer día ha habido descuentos de hasta el 70 por ciento) son pocos, entre los más exclusivos, que admiten que también han aumentado. 

El sector de lujo en España cerró 2011 con unas ventas de 4.500 millones de euros, un 25 por ciento más que en 2010, según datos de la Asociación Española del Lujo. Sin embargo, actualmente, «España exporta lujo», es decir, sus mayores consumidores son extranjeros «sobre todo rusos, chinos y brasileños», coinciden varios encargados de establecimientos del barrio de Salamanca. Son muchas las marcas que han sucumbido al mundo de las «rebajas» o mejor dicho de las «ofertas especiales para clientas», una especie de eufemismo con el que muchas veces se camufla la necesidad de vender todas las prendas o artículos de la temporada. Y es que, cuanto más exclusiva es la firma. menos se anuncian los descuentos, que ni siquiera se llaman así. Las grandes firmas de la calle Serrano se diferencian por el tamaño del cartel. «Cuanto más necesitas vender, más grande y llamativo es», dice la dueña de una boutique de la Milla de Oro. Los anuncios en los escaparates de  Salvatore Ferragamo o YvesSaintLaurent apenas superan el tamaño de un paquete de tabaco. Otras marcas como Marina Rimaldi, de Max Mara, ya ofreció ofertas a las clientas de hasta un 30 por ciento antes de Reyes:  «Es algo diferente a las rebajas», dice su encargada. Además, en estas tiendas nunca se llegarán a descuentos del 60 o del 70 por ciento como los que ayer ya se veían en muchos comercios: «El máximo es de un 50 y en artículos contados». Otro de los «trucos» para vender más sin aumentar el porcentaje del descuento es incluir más artículos en el stand de «rebajas», como han hecho en Kina Fernández. Otros, como alquilan locales fuera de sus tiendas para vender allí el stock a precio reducido.

Compras «contenidas»
Después de cuatro años de retroceso, las previsiones dicen que cada madrileño gastará 105 euros de media en las rebajas, un nueve por ciento más que el año anterior según datos de la Federación de Usuarios Consumidores Independientes (FUCI). «Parece que habrá más compras porque parece que ha habido una contención previa del gasto y que los consumidores han esperado a las rebajas para comprar», explica José María Múgica, director general de la OCU, y añade: «También ha habido muchos regalos de Reyes de "vale por"».  Ayer, las ofertas unidas al buen tiempo y a que fuera sábado, hicieron que en tiendas como Abercrombie o Parada hubiera cola para entrar.


Excepciones que no entienden de ofertas
En las rebajas, como en todo, hay clases y si alguien sabe de esto es Loewe. Ésta es una de la pocas y exclusivas firmas cuyos artículos no entienden de ofertas. Su famosa marroquinería, pañuelos o corbatas no saben lo que son las rebajas. Mantiene durante todo el año y sin excepción los mismo precios, porque sus artículos lo valen y porque sus clientes son fijos y fieles. El comprador de firmas tan exclusivas como ésta no mira el precio, por lo que rebajarlo sólo le haría pensar en una merma en la calidad de sus productos, algo que para este tipo de marcas es vital.


Comprar en rebajas*
1.- Planificar
Elaborar con tiempo las listas de productos y establecer un presupuesto de gastos.
2.- Comparar
las mejores opciones de aquello que se necesita. Buscar comparando calidad y precio.
3.- Diversificar
 y aprovechar las ofertas en cada caso. No todos los productos están de oferta en el mismo sitio.
4.- Escalonar
las compras. Las rebajas van en aumento y se debe saber qué puede esperar y qué es necesario.
* Consejos de la Organización de Consumidores y Usarios (OCU)

Vídeos

  • 1