Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 22 octubre 2014
10:03
Actualizado a las 

La Razón

Política

Margallo garantiza que España no apoyará ningún boicot a Israel

  • Aznar subraya la importancia del Estado hebreo y su existencia en paz

  • 1
Esperanza Aguirre, el embajador de Israel, Alon Bar, y su mujer; Ana Botella y José María Aznar
Esperanza Aguirre, el embajador de Israel, Alon Bar, y su mujer; Ana Botella y José María Aznar

MADRID- La Real Casa de Correos de Sol, sede de la Comunidad de Madrid, acogió ayer los Premios Samuel Hadas que concede la Embajada israelí en España en reconocimiento de las personalidades que promueven los lazos entre ambos países. Este galardón lleva el nombre de quien fue el primer embajador de Israel en España de 1986 a 1987.

Inauguró el acto el embajador de Israel, Alon Bar, quien consideró «que es el momento de consolidar las relaciones económicas entre España e Israel» y aseguró que las necesidades de España y las particularidades de la economía israelí representan una oportunidad inmejorable para dar un salto cualitativo y cuantitativo en las relaciones comerciales y empresariales de ambos países».

El embajador de Israel quiso reconocer la figura de José María Aznar, Felipe González, Esperanza Aguirre y Jordi Pujol, entre otros, por su labor en favor del acercamiento entre ambos países y sociedades.

Al acto también asistió el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, quien aseguró en su  intervención que el Gobierno «en ningún caso se  hará eco» de apelaciones al boicot al Estado de Israel, al tiempo que emplazó al Ejecutivo hebreo a aprovechar el papel de mediador que pueda jugar Su Majestad el Rey con los países árabes en Oriente Próximo.

García-Margallo subrayó «el compromiso» del Gobierno con la seguridad del Estado de Israel y abogó por alcanzar un acuerdo de paz entre israelíes y palestinos y mantener los vigentes entre Tel Aviv y Egipto, Jordania y los países inmersos en la denominada Primavera Árabe. Asimismo, el jefe de la diplomacia española defendió que España e Israel mantengan relaciones académicas, económicas y políticas al más alto nivel .

Por su parte, el ex presidente del Gobierno José María Aznar, uno de los galardonados con el premio Samuel Hadas, denunció «la campaña de deslegitimación internacional» contra el Estado de Israel  y destacó que siempre ha creído que Israel es «un país occidental, un país de oportunidades, de innovación». Es por ello que subrayó la importancia de que Israel exista. «No sólo se merece existir en paz, sino que es un objetivo moral», y advirtió de las consecuencias que podría traer su desmoronamiento. «Si cae Israel, caemos todos», destacó.

Tras la intervención del ex presidente del Gobierno,  la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, defendió a Israel como «una isla de libertad rodeada de regímenes totalitarios». «Defender a Israel es defendernos a nosotros mismos, es defender la libertad».

Felipe González, otro de los galardonados con el premio no pudo asistir al acto, pero mediante un vídeo manifestó el orgullo que sentía al ser galardonado con esta distinción. Han pasado 25 años desde que se restablecieran las relaciones de amistad entre España e Israel algo que según destacó el ex presidente González «era una anomalía histórica que había que corregir y pro eso dentro de mi programa lo incluí entonces». González dijo que «sea cual sea el análisis crítico  que pueda hacer de la situación coyuntural está su deseo de que les vaya bie y se consolide la paz».

 Además de Aznar, Aguirre y González  fueron reconocidos por los galardones de la embajada israelí el expresidente de la Generalitat Jordi Pujol, el exdefensor del Pueblo Enrique Múgica, el escritor Antonio Muñoz Molina, el politólogo José Antonio Lisbona, las Leyendas Blancas del Real Madrid de baloncesto, la aerlínea Iberia, la federeación de comunidades judías de España, la asociaciones de amistad España-Israel y el centro de estudios judeo-Cristianos (CEJC).

El diplomático que reconcilió a ambos países
El premio lleva el nombre del primer embajador de Israel en España, Samuel Hadas, y su entrega coincide con el segundo aniversario de su fallecimiento. El diplomático, nacido en Argentina y nacionalizado israelí, desde su juventud fue el artífice de un proceso que culminó con el establecimiento de relaciones diplomáticas entre España e Israel en 1986. Su trayectoria profesional encarna a la perfección los deseos de amistad y concordia entre ambos pueblos. Las personas e instituciones premiadas lo son por haber contribuido al fortalecimiento de las relaciones bilaterales.

Vídeos

  • 1