Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
lunes, 28 julio 2014
03:30
Actualizado a las 

La Razón

Medicina y Sanidad

El 30% de las terapias de rehabilitación son «inútiles»

  • La Sanidad pública gastaría unos 75 millones de euros al año en tratamientos «sin fundamento científico»

  • 1
El 30% de las terapias de rehabilitación son «inútiles»
El 30% de las terapias de rehabilitación son «inútiles»

MADRID- La electroestimulación, la magnetoterapia y el láser cutáneo son tres de las múltiples técnicas que los especialistas en rehabilitación utilizan para contrarrestar dolores crónicos de cuello, hombro y espalda. Un problema que afecta a entre el 50 y el 70 por ciento de la población española. «Estos tres tratamientos son inútiles, así como también lo es el masaje que tiene efectos inconclusos», afirma el doctor Francisco Kovacs, coautor del estudio que ha analizado la eficacia de estos procesos en el Sistema Nacional Canario (SNC).
La afirmación del experto se basa en los datos del informe que se ha publicado en la revista internacional «BioMed Central Muscoloskeletal»: El SNS canario gastó, de 2004 a 2007, más de cinco millones anuales a pagar centros privados concertados donde se proporciona rehabilitación. «De éstos, más de tres se han destinado a financiar tratamientos carentes de fundamento científico».  Es decir, en torno al 30 por ciento, «son inútiles». El estudio canario que cuenta con el respaldo de la Organización Médica Colegial (OMC) podría trasladarse a «la realidad española», e incluso, del mundo. Si se extrapola el gasto que se produce en las islas al resto de España, «hablaríamos de unos 75 millones de euros» derrochados en técnicas ineficaces. Con este informe, «queremos denunciar las bolsas de ineficiencia de nuestro SNS», insistió el presidente de OMC, Juan José Rodríguez Sendín.  Lo peor de estos tratamientos no farmacológicos es que muchos de ellos no han sido evaluados, ya que para su utilización no es necesario, como sí ocurre  con los medicamentos,  un control clínico previo. «No se sabe si hacen daño o no porque estas tecnologías no se testan y es científicamente ridículo que se practiquen», apuntó Sendín.
El doctor Pedro Serrano-Aguilar, jefe de Servicio de Evaluación de la Dirección del Servicio Canario de la Salud, asegura que el informe se conoce desde hace más de un año y «ya se han comenzado a tomar medidas: se han dejado de financiar los tratamientos que no son eficaces».

Vídeos

  • 1