Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
martes, 29 julio 2014
22:44
Actualizado a las 

La Razón

Coyuntura

Sindicalistas con sueldos de banqueros

  • Casi un centenar se sienta en los consejos de las cajas.  Perciben desde 300 euros por reunión hasta 75.000 por año

  • 1
Los secretarios generales de CC OO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, presentaron ayer las primeras manifestaciones de mañana contra la reforma laboral. Pretenden convertir la calle en un clamor ante la norma.
Los secretarios generales de CC OO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, presentaron ayer las primeras manifestaciones de mañana contra la reforma laboral. Pretenden convertir la calle en un clamor ante la norma.

MADRID–  El sector público ha sido el tradicional bastión de los sindicatos. Desde las administraciones  y las empresas públicas han tratado de influir en las decisiones de los distintos gobiernos. A medida que el sector público ha ido reduciendo su presencia hasta porcentajes casi testimoniales –con las excepción de las administraciones públicas– su peso en la economía se ha ido diluyendo. Pero aún les quedan algunos nichos. Si no de poder político, sí al menos de poder adquisitivo. Las cajas de ahorros, por ejemplo. Lo demuestra el caso de José Ricardo Martínez, secretario general de UGT Madrid, que el pasado año cobró de Caja Madrid 181.000 euros brutos en su condición de miembro del consejo de administración. En 2012 Caja Madrid no tiene ningún representante sindical en su máximo órgano de gobierno. Tampoco Bankia. Pero hace un mes Martínez  ha sido elegido consejero de la Corporación Cibeles, que aglutina las participaciones empresariales de la caja de ahorros.

El caso de José Ricardo Martínez no es único, aunque es con diferencia el más llamativo desde el punto de vista de la retribución. Como él, aunque a una escala muy inferior, pueden encontrarse cerca de un centenar de representantes sindicales, a razón de dos o tres por cada caja de ahorros.

Representación
Porque las cajas de ahorros no han desaparecido. Han traspasado su negocio financiero a bancos de los que son accionistas, pero siguen existiendo para encargarse de la obra social, fundamentalmente.

Según los datos de la Memoria 2010 de la Confederación Española de las Cajas de Ahorros, la representación de los empleados en las asambleas de las cajas se sitúa como media algo por encima del  10%, con máximos de hasta el 25% de sus miembros y mínimos del 5%. En los consejos de administración su representatividad se mantiene estable, aunque el proceso de concentración emprendido por las cajas acabará por minimizar sus fuerzas.

LA RAZÓN ha explorado por las memorias de gobierno corporativo de las cajas de ahorros para comprobar cómo retribuyen a sus consejeros. Los datos corresponden a 2010, porque los del pasado año aún no han sido publicados. Las remuneraciones no siguen normativa alguna. Hay consejeros en representación de los sindicatos que han ingresado ese año hasta 75.000 euros brutos, como Dolors Llobet María (CC OO en La Caixa). Otros se conformaron con 5.200 euros.  Es el caso de José Romera Herrera, consejero de Bancaja, en representación de Sate.

En consonancia con su tamaño, La Caixa es la que mejor retribuye a sus consejeros. El peor pagado de los tres representantes de los empleados que se sientan en el consejo se llevó en el año 2010 un total de 36.000 euros.

Para todos los gustos
CatalunyaCaixa es el otro extremo de la balanza. Hay tres representantes sindicales de los 19 miembros actuales del consejo (hay dos vacantes). Su remuneración está bajando. Ha pasado de 1.600 a 500 euros por asistencia a cada consejo en este año, lo que daría una retribución media de 6.500 euros anuales, teniendo en cuenta que se celebran 13 reuniones. La BBK sólo tiene sindicalista de 17 miembros que, en su conjunto, se repartieron en 2010 un total de 118.000 euros, lo que da una media de 6.941 euros.

Novacaixagalicia sienta en su consejo a dos sindicalistas (Miguel Argones y José Luis Regueiro) de un total de 22 miembros. Entre todos se repartieron 494.000 euros, a razón de 22.454 euros de media. En Unicaja, la media sale a 14.630 euros por consejero. Hay cuatro en nombre de los empleados en el consejo de administración (sobre 27) y otros dos más en la comisión de control (19.308 euros anuales para cada uno de sus trece miembros).
Ibercaja, una de las dos entidades aragonesas, pagó 11.200 y 16.100 euros a sus dos sindicalistas del consejo.


Sáenz de Santamaría sugiere a los sindicatos que publiquen sus sueldos
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, pidió ayer a los sindicatos que, ya que una parte de su financiación proviene de las arcas públicas, «valoren si ha llegado el momento» de hacer un ejercicio de transparencia y dar a conocer los sueldos que perciben sus dirigentes. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Sáenz de Santamaría dijo que son los sindicatos los que tienen que decidir si hacen ese ejercicio de transparencia «ante los ciudadanos y ante los afiliados» para difundir lo que cobran dentro de la organización  y fuera de ella. Por otra parte, Sáenz de Santamaría afirmó que el Ejecutivo «no está para reforzar el poder de   algunos», sino para defender los derechos de todos los ciudadanos, incluido el derecho al empleo de los más de cinco millones de parados que hay en España. En este sentido, y en referencia a la marcha convocada por CC OO y UGT para mañana contra la reforma laboral, Sáenz de Santamaría pidió a los sindicatos «que piensen también en que deben representar a quienes no tienen un empleo cuando se manifiesten» el domingo.

Vídeos

  • 1