Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
jueves, 30 octubre 2014
15:46
Actualizado a las 

La Razón

Educación

La tecnología se impone en el aula

  • Los expertos aseguran que las TIC no sustituirán al profesor, pero cambiarán para siempre la forma de enseñar

  • 1
Un momento de la mesa redonda celebrada en  LA RAZÓN
Un momento de la mesa redonda celebrada en LA RAZÓN

MADRID- Que las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) se consoliden en el mundo de la educación y modifiquen para siempre la forma de transmitir conocimientos en las aulas es sólo cuestión de tiempo. Es un cambio inevitable que ya ha empezado y que tiene que ir de la mano de la formación de los profesores y de los padres, para que sepan sacar el mayor partido y enfrentarse, a la vez, a los riesgos de las tecnologías. El consenso entre los colectivos implicados en la educación  en torno a esta cuestión es total, y así lo pusieron de manifiesto en la mesa redonda «Educación y nuevas tecnologías al servicio de una educación de calidad», que se celebró el pasado martes en LA RAZÓN.

Todos los participantes, que representaron a los padres, a los centros educativos, a patronales de la enseñanza y a las administraciones, se mostraron conscientes de las ventajas del uso didáctico de las tecnologías: refuerzan la autonomía del alumno en un contexto en el que, desde pequeños, tienen acceso a una enorme cantidad de información. «La inteligencia está en quien se pone delante de la pantalla», afirmó el filósofo José Antonio Marina y, por ello, los jóvenes han de ser educados para sacar el mayor provecho de ellas, sin olvidar que «hay que integrar los conocimientos y memorizar conceptos».

Los ponentes coincidieron en que este cambio no significa en absoluto que el ordenador vaya a sustituir al profesor, a la vez que subrayaron la importancia de que éste se formara para incorporar las TIC en su metodología de enseñanza.

Un medio, no un fin
Los directores de los centros y expertos en Pedadogía que intervinieron en la mesa hicieron especial hincapié en una cuestión básica: «Las tecnologías se presentan como una herramienta para transmitir conocimientos, pero educar es mucho más», dijo Carlos Martínez, del colegio Juan Pablo II de Alcorcón (Madrid); a la que vez María Dolores Villalba, del colegio madrileño Doctor Tolosa Latour, destacó que «la imaginación del profesor no puede ser sustituida por una máquina». Gabriel Castellano, presidente de Cicae, opinó que, aunque las tecnologías facilitan que el alumno sea el protagonista de su aprendizaje, «el profesor es el eje». Por su parte, Alfredo Hernando, del departamento de Innovación Pedagógica de Escuela Católicas, también defendió el papel del docente, aunque «hay que redibujar sus funciones». El director del colegio de Fomento Miravalles-El Redín, Jesús M. Ezponda, subrayó que las TIC «posibilitan una educación más individualizada» si los profesores tienen buena formación.

El papel de los padres
Pero los profesores no son los únicos que tienen que hacer un esfuerzo para estar a la altura en esta transformación de las aulas. Los portavoces de las asociaciones de padres demostraron estar preocupados por la incorporación de las tecnologías en la educación de sus hijos pues, aunque tienen claras sus ventajas, también son conscientes de los peligros que suponen, como el robo de identidades, el «ciberbulling» y la falta de intimidad. El presidente de Concapa, Luis Carbonel, destacó que «la formación de los padres en esta materia es urgente», mientras que Begoña Ladrón de Guevara, presidenta de Cofapa, planteó que se estaban consiguiendo «niños multi-tarea, capaces de hacer muchas cosas a la vez, pero ese no es el camino hacia una educación de calidad». Asimismo, el portavoz de Ceapa, José Luis Pazos, dijo que «la escuela no puede ser ajena al contexto en el que vivimos», pero es necesario atender a la problemática de cómo integrar las tecnologías en las aulas. Los ponentes no olvidaron que el uso de las tecnologías permite el diferente ritmo de apredizaje de los alumnos y que, por tanto, facilitaban atender la diversidad de las aulas. La directora del Instituto Universitario de Educación a Distancia de la Uned, Ángeles Sánchez-Elvira, recordó que los beneficios de las TIC en la educación de personas con discapacidad se notaban aún más, pues les sirven para superar algunas barreras.

Es evidente que desde los gobiernos de todas las escalas territoriales no se puede dar la espalda a este giro que ha empezado a dar la comunidad educativa, por lo que las administraciones también tomaron la palabra en esta mesa redonda. El director general de Recursos Humanos y Centros de Castilla-La Mancha, José Jaime Alonso, fue más allá: «Iremos hacia la digitalización del mundo educativo», pues no sólo hay que incluir las TIC en las aulas, «también debe haber secretarias virtuales y centros interconectados». Del Ministerio de Educación, Juan Ramón Villar, director del Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y Formación del Profesorado, destacó que «la calidad de la educación no está en función de que se aumenten los recursos», sino en que se haga un uso correcto de estos. El objetivo a seguir debe ser «poner la tecnología al servicio del aprendizaje», afirmó Rocío Albert, directora general de mejora de la Calidad de la Enseñanza de la Comunidad de Madrid, ya que, por ahora, «los jóvenes le dan un sentido y un uso a las tecnologías muy diferente al que nosotros les queremos dar desde la escuela». Entre las conclusiones que se pueden obtener de todas estas intervenciones, hay una clara: el mundo educativo se enfrenta al reto de incorporar adecuadamente las tecnologías, y la superación de este objetivo será determinante en la formación de jóvenes competentes. El Grupo Planeta es consciente de la importancia de alcanzar cuanto antes el reto, y ha puesto en marcha la plataforma virtual «AulaPlaneta», «que acompaña a los protagonistas del proceso educativo en la incorporación de las TIC», explicó Juan Ribalta, subdirector general de Editorial Planeta Grandes. No hay marcha atrás en esta evolución pues, según Mariano del Castillo, director del Instituto de Técnicas Educativas del CECE, «aunque ahora manuales y plataformas coexistirán, el futuro para la educación virtual».

Vídeos

  • 1