Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
jueves, 18 diciembre 2014
16:25
Actualizado a las 

La Razón

El Gobierno velará por el cumplimiento de la Ley de Banderas

  • 1
La sede del distrito de Gràcia de Barcelona evita desde hace tiempo lucir la bandera de España. Ayer, tenía este aspecto
La sede del distrito de Gràcia de Barcelona evita desde hace tiempo lucir la bandera de España. Ayer, tenía este aspecto

BARCELONA– La delegada del Gobierno en Cataluña, Llanos de Luna, está empeñada en que todos los ayuntamientos catalanes cumplan la Ley de Banderas y, por eso, ayer anunció que piensa llevar a los juzgados a todos aquellos consistorios que desafían la normativa y descuelgan la bandera de España de sus fachadas.

Llanos de Luna ya demostró su determinación recientemente, cuando comprobó que el Ayuntamiento de Sant Pol de Mar había optado por ignorar una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) en la que le instaba a izar la enseña nacional. El consistitorio no sólo no cumplió con la sentencia, sino que toleró un acto, el pasado 18 de febrero, de la Asamblea Nacional Catalana donde se quemó una bandera española frente al balcón de la sede municipal.

La ofensiva del Gobierno
La delegada del Gobierno presentó un requerimiento a la alcaldesa de Sant Pol, Montserrat Garrido (CiU), el mismo día en que realizó la quema de la enseña y, poco después, el Ayuntamiento  restituyó la bandera que en su día se había retirado por un acuerdo del pleno municipal.

La reposición de la enseña nacional fue, sobre todo, una pequeña victoria para el ex concejal de Sant Pol, Enrique Abad, quien  la pasada Legislatura fue edil no adscrito y presentó una moción en el pleno para dar cumplimiento a la Ley de Banderas. La iniciativa de Abad fue rechazada, pero su empeño no cesó. Abad, miembro de la junta directiva de Impulso Ciudadano, buscó el asesoramiento jurídico de su entidad y, finalmente, los tribunales le dieron la razón.

Sin embargo, la voz de la justicia no fue suficiente, ya que Sant Pol no restituyó la bandera hasta que intervino la Delegación del Gobierno. Por eso, Llanos de Luna piensa mantener la misma firmeza con todos los ayuntamientos rebeldes. La delegada concretó, tras asistir a la jura de los nuevos jueces que seguirá enviando requerimientos ante «cualquier situación» que no se ajuste a la legalidad y que la Abogacía del Estado inciciará «los procedimientos establecidos».

La reacción catalana
A la Generalitat pareció extrañarle que la Delegación del Gobierno quiera cumplir con la Ley de Banderas e incluso insinuó que prestará apoyo a los ayuntamientos rebeldes, aunque precisó que lo hará conforme a las normas vigentes. «El Govern de la Generalitat, como siempre y en todas las circunstancias, si hay ayuntamientos que requieren algún apoyo, siempre estaremos de su lado, de acuerdo con la propia ley y con el propio marco normativo», dijo el portavoz de la Geenralitat, Francesc Homs.
Homs, no obstante, no pudo ocultar su sorpresa.  «Llama la atención la prioridad de la delegación del Gobierno porque si la prioridad es perseguir banderas pues ya explicarán por qué tienen esa prioridad, pero si la tienen pues ellos sabrán por qué», comentó.

Impulso Ciudadano ha sugerido incluso una reforma del Código Penal para inhabilitar a aquellos cargos públicas que incumplan deliberadamente la ley de banderas. Lo hizo dirigiendo una carta al Ministerio de Justicia, pero su iniciativa, de momento, no ha sido atendida.

 

La Ley de Banderas de 1981 no deja lugar a dudas
artículo tercero
La enseña en los edificios públicos
Apartado uno: La bandera de España deberá ondear en el exterior y ocupar el lugar preferente en el interior de todos los edificios y establecimientos de la Administración central, institucional, autonómica, provincial o insular y municipal del estado.

artículo cuarto
Autonomías
En las Comunidades Autónomas, cuyos Estatutos reconozcan una bandera propia, ésta se utilizará juntamente con la bandera de España en todos los edificios públicos civiles del ámbito territorial de aquélla. La bandera de España será la más destacada (art. sexto).

artículo quinto
Ayuntamientos
Cuando los Ayuntamientos y Diputaciones o cualesquiera otras Corporaciones públicas utilicen sus propias banderas, lo harán junto a la bandera de España y, según el artículo sexto, será ésta la que ocupará siempre lugar destacado, visible y de honor.
 

Síguenos en