Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 20 agosto 2014
08:49
Actualizado a las 

La Razón

LAS RAZONES DEL ESFUERZO

Agresiones a nuestra Historia por Fernando García de Cortázar

  • 1

Error de la Transición de Suárez que, salvo excepciones, nadie pondría empeño en reparar, fue entregar a las Comunidades Autónomas la palanca ideológica de la Historia, renunciando el Estado al principal instrumento de nacionalización  del imaginario y formación de ciudadanos. En manos regionales, un sistema educativo aparentemente neutro dejó de hacer ciudadanos españoles para hacer catalanes, vascos, andaluces, valencianos, gallegos... Pero en el caso de las comunidades de gestión nacionalista a costa de convertir en antagónicas dichas identidades y siempre con la ayuda de una gigantesca manipulación de los libros de texto. Desde el arranque de la Transición se ha exaltado machaconamente la diversidad de los componentes territoriales y culturales de España hasta llegar incluso a negar la existencia de esa comunidad nacional, que llamamos nación española. Buscando la exclusión de lo común y poniendo el énfasis sólo en lo propio se han multiplicado las agresiones a la Historia que al obsesionarse en destacar o inventar lo singular ha perdido su capacidad de integrar, de igualar y de ofrecer una visión de conjunto que en alguna medida es consustancial a la Historia.

Creo que ahora, en plena crisis no sólo  económica, cuando se están tomando  tantas medidas que alteran nuestro paisaje social, es necesaria una intervención enérgica del Estado en el ámbito de la transmisión de la Historia  para evitar los reinos de taifas y la construcción de identidades regionales insolidarias. En el caso de Cataluña, el nacionalismo va a basarse ahora en la reivindicación de un bienestar económico que no ha sido saqueado por la crisis sino por el expolio de los españoles, por la avidez del fisco español.

 

Fernando García de Cortázar
 Catedrático de Historia de la Universidad de Deusto

Vídeos

  • 1