Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
viernes, 18 abril 2014
01:46
Actualizado a las 

La Razón

Fútbol

Un remanso de paz

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
 mourinho y sus ayudantes, junto a Pepe, Kaká, Cristiano y Marcelo, durante una sesión de trabajo
mourinho y sus ayudantes, junto a Pepe, Kaká, Cristiano y Marcelo, durante una sesión de trabajo

MADRID- Mourinho vive en un remanso de paz. Y el Real Madrid, por ende, vive en un remanso de paz. Todo ello gracias a la excelente temporada que está haciendo el equipo y a haberse quitado de encima al Barcelona de forma prematura. Que es, en gran parte, para lo que «Mou» llegó al Madrid: para acabar con la hegemonía del Barça. Sin embargo, los planes van más allá y el técnico portugués, además, podría acabar haciendo historia en la mejor Liga del mundo: con récord de puntos y de goles.

Mourinho tiene muy a mano superar los legendarios 107 goles de Toshack y los 99 puntos del Barça de hace dos temporadas. Sin olvidar que hizo la mejor fase de grupos de la historia de la Liga de Campeones. El técnico no puede ocultar su felicidad, lo que ha propiciado un cambio de papeles. De «poli» malo, a «poli» bueno.

Superada la eliminación de Copa a manos del Barça, todo han sido parabienes en las filas madridistas. Mourinho no sólo tiene elogios para el equipo rival, sus técnicos o sus aficiones antes y después de los partidos, sino que incluso reconoce que éstos merecieron más. Si la pasada temporada mantuvo un agrio enfrentamiento con Preciado, hoy por hoy, la relación entre colegas se ha tornado en amistad. Lo único en estos últimos tiempos que le ha sacado de sus casillas y ha optado por respuestas monosilábicas es ver publicado que se irá a final de temporada. Por lo demás, no evita determinadas cuestiones.

Sin embargo, en las dos últimas semanas nada de lo que dice el técnico portugués invita a pensar que no continuará la próxima temporada en el banquillo del Real Madrid. Por ejemplo, preguntado por la situación de Higuaín, ahora que vuelve a sonar el nombre del «Kun» Agüero como antesala de los fichajes de este verano, Mourinho pronunció públicamente las palabras que más y mejor podían tranquilizar al argentino, pero que además deja a las claras que está planificando la próxima temporada. «Benzema e Higuaín son delanteros de talla mundial. No deseo a otros», dijo la noche del sábado tras la victoria frente al Betis.

Mourinho se mostró especialmente cariñoso con el «Pipita» tanto cuando marcó como cuando ocupó plaza en el banquillo, tras ser cambiado por Callejón. La bronca que «Mou» tuvo con él en el césped de Vallecas, pidiéndole más presión, y ver el nombre del «Kun» en los periódicos, han minado la moral del argentino hasta tal punto que su entorno dijo basta. Antes se iba y aceptaba una de las ofertas que tiene (Juve, City, Chelsea...) que pasar otro verano condicionado a ser moneda de cambio si el Madrid ficha a un delantero de renombre.


 

Vídeos

  • 1