Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 26 noviembre 2014
01:51
Actualizado a las 

La Razón

Iberoamérica

Graves enfrentamientos entre manifestantes y Policía en el sur de Chile

  • 1

Los enfrentamientos entre manifestantes y la policía chilena en la sureña región de Aysén, cuyos habitantes piden desde hace un mes medidas para mitigar su aislamiento, se prolongaron hoy por más de 15 horas cuando la policía debió abandonar el lugar.

Más de 3.000 personas atacaron al grupo de Carabineros a los que hicieron retroceder para luego incendiar un carro lanza agua y posteriormente un microbús de la institución, al que primero le habían sacado las protecciones de las ventanas.

La información la entregó esta noche un corresponsal de radio Bío Bío que se encuentra en la zona, quién dijo que los carabineros tuvieron que huir de la zona al verse sobrepasados por los vecinos que le gritaban "devuélvanse a Santiago".

Uno de los portavoces del Movimiento Social por Aysén, Misael Ruiz, dijo a los periodistas que la reacción de la gente fue producto de los sucesos de las últimas horas "cuando carabineros atacó a las mujeres y a los niños de Aysén mientras nosotros nos encontrábamos en Coyhaique (capital regional)".

Por su parte, el senador oficialista por la zona, Antonio Horvath, explicó a Radio Cooperativa, que la gente intentó ayudar a los carabineros para recuperar el microbús que había caído a una zanja "pero los efectivos los atacaron con balines y bombas lacrimógenas" lo que motivó el enojo de los manifestantes.

  Por otra parte, el juez Juan Patricio Silva Pedreros, que actuó en calidad de juez de familia, determinó hoy "la prohibición absoluta a carabineros del uso de elementos de disuasión, (bombas lacrimógenas y balines), en contra de las personas de los referidos menores y de sus respectivos domicilios".

El magistrado adoptó la decisión en una causa abierta ante una denuncia en la que solicitó la protección de nueve menores de edad, que habrían sido afectados por el uso de gases lacrimógenos utilizados por la policía.
 

Vídeos

  • 1