Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
martes, 16 septiembre 2014
01:59
Actualizado a las 

La Razón

Agricultura

Los precios de los huevos han subido el 65% en tres meses

  • Algunas superficies venden la docena por debajo de coste

  • 1

MADRID- El precio en origen de los huevos ha experimentado importantes subidas desde principios de año, tanto en España como en el resto de la Unión Europea, debido a la entrada en vigor de la nueva normativa sobre bienestar de las gallinas ponedoras, que ha obligado a cambiar el tamaño de las jaulas. En concreto, en nuestro país las cotizaciones han experimentado incrementos del 65 por ciento desde la semana del 12 de diciembre hasta la del 12 al 18 de marzo.

De acuerdo con los datos facilitados por el Ministerio de Agricultura, los precios de la categoría L pasaron de 0,95 euros por docena a 1,55, mientras que los incluidos en la categoría M subieron de 0,86 euros a 1,44. Además, al comparar los precios medios de la última semana con los del mismo periodo de 2011, se comprueba que el precio se ha duplicado en un  año, ya que en la tercera semana de marzo de 2011 era posible adquirir una docena de huevos por sólo 0,65 euros.

Sin embargo, algunas grandes superficies no han trasladado estos incrementos al precio de venta al público. Así, el pasado sábado se podía encontrar en Mercadona un docena de huevos categoría L a 1,30 euros, mientras que los M se compraban a 1,20, cifras inferiores a las cotizaciones en origen facilitadas por el Ministerio, lo que constituiría en principio una venta a pérdidas.

La situación es muy similar en el conjunto del mercado comunitario. Desde la Comisión Europea consideran que se trata de algo estacional y que a principios del verano se habrá normalizado, una vez que aumente la producción.

Una parte significativa de los ganaderos no ha podido o no ha querido modificar sus instalaciones debido al coste que suponía, lo que les ha impedido comercializar su producción en el mercado comunitario. Algunos han optado por la exportación y ello ha provocado un descenso de la oferta en el mercado comunitario. Mientras tanto, las organizaciones agrarias y las cooperativas europeas han advertido de la posibilidad de que se estén importando huevos procedentes de terceros países, que no cumplen la normativa comunitaria sobre bienestar de las gallinas.

Vídeos

  • 1