Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
jueves, 27 noviembre 2014
19:17
Actualizado a las 

La Razón

Columnistas

Malas noticias para Rubalcaba por Toni Bolaño

  • 1

El diario oficial del Comando Rubalcaba decía por la mañana que Griñán debería hacer las maletas. Todo auguraba un desastre y Rubalcaba se preparaba para ello. Incluso tenía embastada una Comisión Gestora para dirigir el partido. Sin Griñán, evidentemente. Con los primeros datos, Rubalcaba se daba cuenta que la cosa se torcía. Llamó a Griñán para felicitarlo y éste se quejó de lo publicado en el diario oficial. Rubalcaba contestó lacónico. No lo he leído, respondió. Griñán no le creyó. Cuando colgó, Rubalcaba sabía que debía dejar para mejor ocasión la lista de la gestora. La guardó en un cajón. Griñán mantenía los resultados conseguidos hace cuatro meses y será presidente de la Junta.

El secretario general del PSOE veía como el candidato de Carme Chacón obtenía unos resultados que llevaban la contraria a todas las encuestas. No estaba entre sus previsiones. Para colmo, en Asturias su candidato ganaba las elecciones, pero difícilmente gobernará. El PP se ha pegado un castañazo de narices pero la derecha ha ganado en Asturias. Cascos tiene todavía mucho que decir.   

Rubalcaba ha afrontado estas elecciones como si no fueran con él. Sin duda, intentará capitalizar una victoria que no es suya. Griñán no parece que le vaya a bailar el agua. Para el PSOE son buenos resultados; para el secretario general, no tanto. Es cuestionado por catalanes y madrileños. Griñán tampoco es de su cuerda. Queda Valencia y allí tampoco le salen los números. Las cuatro principales federaciones no le apoyan. Más bien quiere que se vaya. Y más ahora cuando el PP se ha dejado en el tintero en Andalucía medio millón de votos. La reforma laboral y las medidas económicas tienen mucho que ver y muchos socialistas no quieren estar a la defensiva, quieren volver a ser alternativa. Y ésa no se llama Rubalcaba.
 

Vídeos

  • 1