Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
martes, 29 julio 2014
18:47
Actualizado a las 

La Razón

historico

Rajoy seguimos pa'lante por Francisco Aranda

  • 1

Gracias a la magnífica labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, la gran protagonista de ayer fue la normalidad en las empresas y en las calles (salvo tristes casos aislados). La inmensa mayoría de los españoles hemos demostrado que aprobamos el plan reformista del Gobierno Rajoy y que queremos volver a convertirnos en un país serio y fiable. Hemos enviado un mensaje muy claro a Europa y especialmente a aquellos que nos permiten financiarnos en el exterior para que podamos recuperar el crecimiento y el empleo: «no somos Grecia». Queremos salir del pozo en el que nos ha introducido el bipartito Zapatero – sindicatos.
La huelga general de ayer no debió producirse nunca, porque al ser política tuvo que ser calificada de ilegal, pero aún no se puede hacer nada contra eso y tenemos que seguir permitiendo que una iniciativa tan sensible sea amparada por leyes predemocráticas. Los motivos de la huelga eran manifestarse en contra de la reforma laboral y de las políticas presupuestarias restrictivas. Y eso sólo puede ser calificado doctrinalmente como político. Pero tampoco se puede decir que fuera dirigida contra un Gobierno porque las novedades laborales han sido ratificadas en la sede de la soberanía nacional por una amplísima mayoría parlamentaria. Por lo tanto, esa huelga atentaba a la legitimidad de nuestro sistema parlamentario. Cosa muy seria. Harían bien nuestros sindicatos si analizaran lo que hacen sus compañeros del norte de Europa.
PD.: No quiero dejar pasar esta oportunidad para exponer mi rechazo a la actitud del representante madrileño de CC OO tratando de desacreditar al presidente de los empresarios madrileños diciendo que pone cafés. Efectivamente, sirve cafés todos los días. Pero no uno ni dos, sino ocho mil. Él junto con sus trabajadores. Y también sirve miles de comidas y cenas todos los días, y banquetes, porque es un empresario del sector de la hostelería que cada día se levanta, como muchos otros empresarios, con el objetivo de crear riqueza y empleo. Por cierto, lleva haciéndolo alrededor de cuarenta años y cada mes paga casi cuatro mil nóminas. Sólo por eso ya merece un enorme respeto.

Francisco Aranda
Vicepresidente de Fenac y Presidente de Asuntos Laborales de CEIM

Vídeos

  • 1