Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
sábado, 19 abril 2014
11:32
Actualizado a las 

La Razón

Castilla y León

Castilla y León exportará su sistema de «FP dual» a centros de toda España

  • Burgos lidera una experiencia piloto que combina práctica y teoría

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Juan José Mateos junto al presidente de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Burgos, Miguel Ángel Benavente
Juan José Mateos junto al presidente de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Burgos, Miguel Ángel Benavente

Burgos- La Junta de Castilla y León pretende ser modelo para el resto de gobiernos autonómicos en el modelo de Formación Profesional con prácticas incluidas de forma paralela en los estudios. Así lo expresaba el consejero de Educación, Juan José Mateos, en la presentación de un programa pionero en esta materia en Burgos capital.
Mateos explicaba que el objetivo es intentar cambiar el modelo tradicional, según el cual los alumnos cursan estudios y después realizan prácticas, por otro en el que los alumnos siguen estudiando mientras trabajan en empresas, con un contrato laboral y reciben formación práctica según programas acordados con los centros docentes.
Las dos fórmulas que se encuentra implantando la Junta de manera experimental son la «Formación Profesional Dual», que siguen diez alumnos en dos centros de enseñanza de Burgos con cinco empresas colaboradoras y las «Aulas-empresa», en las que participan seis centros educativos de León, Valladolid y Burgos. Ambos sistemas permiten adecuar más el perfil de los alumnos a las necesidades de empresas concretas para facilitar su inserción.
En este caso, los alumnos son contratados por la empresa y reciben un sueldo proporcional a su horario en el centro de trabajo, donde se concretan los conocimientos teóricos que aprenden en el centro.
El sistema más novedosos es el de «Aula-empresa», más adaptado a la realidad de Castilla y León, ya que facilita la incorporación de empresas de menor tamaño, en muchas ocasiones de carácter familiar.
En este caso, se crean espacios virtuales o físicos, que pueden estar en el centro educativo o en las empresas, donde participan el centro educativo, los alumnos y profesionales de la empresa, que actúan como consultores o profesores asociados para impartir conocimientos reales del funcionamiento del día a día de cada una de las empresas.


Inserción más rápida, pero menos contratos
Los alumnos de Formación Profesional tienen una inserción laboral «más rápida» que los del sistema universitario. Sin embargo, el nivel de contratación de estos estudiantes ha caído del 90 por ciento en los años de bonanza al entre el 60 y el 75 por ciento actual, «teniendo en cuenta la que está cayendo y que el sistema universitario tiene más dificultades para encontrar empleo».

Vídeos

  • 1