Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
viernes, 18 abril 2014
01:46
Actualizado a las 

La Razón

Política

El gasto social cae un 43% pero el de las pensiones sube un 32%

  • Los Presupuestos Generales del Estado para 2012 recogen una caída del 4,3% del gasto social, hasta los 175.382,7 millones de euros, cifra que representa el 56,2% del gasto total, según consta en la presentación del Proyecto de PGE.

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.

El gasto social es fruto de las cantidades destinadas a actuaciones de protección y promoción social, que caen en conjunto un 3,9%, hasta los 168.250,4 millones, y de la producción de bienes públicos de carácer preferente, que experimenta un recorte del 13,1%, hasta los 7.132,2 millones de euros.

Dentro de las actuaciones de protección y promoción social, la única partida que registra un incremento es la corespondiente a pensiones, que crece un 3,2%, hasta 115.825,9 millones, y supone el 37,1% del total. El fomento del empleo, en cambio, cae un 21,3%, hasta los 5.764,7 millones, y el gasto en desempleo se sitúa en 28.805 millones, un 5,5% menos.

Los servicios sociales y promoción social caen un 15,7%, hasta 2.119 millones, y otras prestaciones económicas bajan un 11,5% y se sitúan en 12.014,4 millones.

El acceso a la vivienda y fomento de la edificación sufre un recorte del 31,7% y pasa de 1.200,1 millones a 820,1 millones, mientras que la gestión y administración de la Seguridad Social experimenta una rebaja del 62,7% y se sitúa en 2.901,1 millones.

En cuanto a la producción de bienes públicos de carácter preferente, la educación sufre el mayor recorte, del 21,9, hasta los 2.220,1 millones, por delante de la cultura (-15,1%), hasta los 937,4 millones, y de la sanidad, cuyo gasto baja un 6,8% y se sitúa en 3.974,6 millones de euros.

En cuanto a servicios públicos básicos, el presupuesto destinado a políticas de Justicia se sitúa en 1.612,6 millones, un 5,9% menos, mientras que Defensa experimenta un recorte mayor, del 8,8%, hasta 6.261,3 millones. Seguridad ciudadana e instituciones penitenciarias mantienen casi el gasto (-0,6%), que se sitúa en 8.354,9 millones, mientras que la política exterior expermienta el mayor recorte de este capítulo, de un 38,9%, cifrándose en 1.680,1 millones.

En cuanto a los fondos para las actuaciones de carácter económico, que caen un 17% de forma agregada, hasta los 27.129,8 millones, el mayor ajuste se hace en industria y energía (-32,3%), hasta los 1.897 millones. Agricultura, pesca y alimentación baja sólo un 0,8%, limitando el gasto a 8.510,6 millones, mientras comercio, turismo y Pyme experimenta un recorte mayor, del 22,5%, hasta los 1.109,9 millones, algo superior al gasto en infraestructuras, que baja un 22,1% y se sitúa en 6.897,9 millones.

Las políticas de Investigación, desarollo e innovación civil sufren un recorte del 25,6%, hasta 5.633,2 millones, mientras que la I+d e innovación militar baja un 24,9% y se sitúa en 757,6 millones.

El capítulo de actuaciones de carácter general, que engloba el gasto en deuda pública, transferencias a otras administraciones públicas y el gasto de la Adminisración tributaria, es el único que ve elevados sus fondos, en concreto, un 13,8%, hasta los 91.404,3 millones.

El mayor incremento del gasto (+271,6%) va destinado a la Administración financiera y tributaria, con 5.237,5 millones, mientras que las transferencias a otras administraciones públicas suben un 16,1% y se sitúa en 49.685,4 millones, y los fondos para el pago de los intereses de la deuda pública crecren un 5,3% y se sitúan en 28.848 millones.

Vídeos

  • 1