Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 17 septiembre 2014
21:26
Actualizado a las 

La Razón

Presupuestos Generales 2012

Deuda: La deuda pública subirá este año al 798% del PIB

  • Sólo la Administración central llegará al 60% por el plan de pago a proveedores. El Estado tiene previsto amortizar 149.300 millones

  • 1

MADRID- Recesión económica, paro e incremento de la deuda pueden resumir el alto coste que España está pagando por la crisis financiera internacional que se desató en el verano de 2007. Nuestro país ha cerrado 2011 con 592.000 millones de euros de deuda del Estado en circulación, 52.000 millones de euros más que en el año anterior. Para 2012, los datos no son nada esperanzadores. Según los Presupuestos Generales, el Estado concluirá el presente ejercicio con una deuda de 628.900 millones de euros más, lo que elevará la ratio sobre PIB hasta el 60%, desde el 51,5% de diciembre pasado.
En el conjunto de las administraciones públicas los datos son algo más alarmantes. La deuda en términos de PIB llegará al 79,8% desde el 68,7%, superando la barrera de los 800.000 millones de euros.

El plan de proveedores
La situación financiera de nuestra economía no permite prescindir de las emisiones de deuda neta, aunque sí reducirlas sustancialmente. Además, este ejercicio computarán como deuda financiera y no como deuda comercial los 35.000 millones de euros del plan de proveedores y los 4.000 millones de euros que España tendrá que aportar al Fondo Europeo de Estabilidad. Son cerca de 40.000 millones de euros, casi cuatro puntos en términos de PIB.
Según el Ministerio de Economía, el incremento de la deuda de la Administración central se financiará con una emisión neta del Tesoro de 36.800 millones de euros, prácticamente la misma cantidad fijada a principios de febrero cuando se anunciaron los objetivos. Esta emisión cubrirá el equivalente al 3,5% del PIB.
Los 35.000 millones de euros del Plan de Proveedores no será necesario financiar, porque la operación se realiza con un préstamo sindicado de la banca.
En la actualidad, la vida media de la cartera de deuda del Estado en circulación descenderá respecto a 2010. El Gobierno estima que se quedará entre 6,2-6,4 años, debido al menor recurso a las obligaciones a plazos de 15 y 30 años que tiene previsto el Tesoro Público.
El Estado amortizará 149.300 millones de euros. De esta cantidad, alrededor de 100.000 millones de euros corresponderán a Letras del Tesoro.

Menos a corto plazo
De acuerdo con el proyecto de Presupuestos, se prevé que la cartera de deuda del Estado mantenga una composición similar a la de años anteriores, aumentando ligeramente la participación de los Bonos y Obligaciones (es decir, las emisiones a corto y medio plazo) en detrimento de las Letras, cuyo vencimiento mayor es de 18 meses, y que totalizarán este año 91.600 millones de euros.

Vídeos

  • 1
  • 1

    ENCUESTA