Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
viernes, 25 abril 2014
00:20
Actualizado a las 

La Razón

Madrid

«Madrugá» de asaltos

  • Una oleada de asaltos a tiendas de móviles deja una decena de ataques en Semana Santa, cuatro de ellos la pasada madrugada. La noche terminó con un «palo» de 270.000 euros a una sucursal de Bankia con un butrón desde una alcantarilla

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.

MADRID- La vuelta de la Semana Santa ha sido especialmente desagradable para algunos comercios de la capital. Cuatro establecimientos de telefonía móvil fueron atracados la madrugada del lunes y los empleados de una sucursal bancaria se encontraron con un butrón hecho desde una alcantarilla y a los atracadores esperando a que les abrieran la caja fuerte. Lamentablemente para las tiendas de móviles, los asaltos son el pan de cada día, ya que la moda de los «smartphones» les ha convertido en objetivo de aluniceros, butroneros y quienes la emprenden a mazazos contra un escaparate. 

Aunque los cabecillas de las bandas más activas de Madrid estén siendo detenidos (a «El Goyito», al que se le atribuyen más de 33 robos de este tipo, le detuvieron el domingo, y «El Piojo» y sus secuaces fueron arrestados el mes pasado), los robos en tiendas de telefonía siguen creciendo. Tanto es así que sólo en abril ya han sido asaltados más de una decena de estos comercios.

Cuatro en una noche
Durante la noche del domingo al lunes,  cuatro establecimientos de telefonía fueron asaltados. La primera «víctima» fue una tienda Movistar situada en la calle Nuestra Señora de Valverde, 15. A Emilio Colmenar, el encargado, le avisaron a las 21:30 horas, pero los «cacos» actuaron sobre las 18:20 horas, según fuentes policiales. ¿Su truco? El local contiguo está siendo reformado, por lo que los vecinos no se alertaron al escuchar golpes y ruido «de obra».

En realidad, los delincuentes estaban practicando un butrón para acceder al local. Pero alguien  debió pensar que un domingo de Semana Santa era un día raro para hacer reformas y la Policía llegó antes de que pudieran consumar el robo. «Esta vez sólo  ha sido el agujero del almacén, pero en el último año y medio ya han entrado 4 o 5 veces», explica el gerente.  «La última vez se llevaron 3.000 euros en móviles», unos terminales cuyo destino, asegura, es el extranjero. «El número de serie queda bloqueado para cualquier operadora, así que en el ámbito nacional no pueden funcionar, pero sí en Portugal o en la India, donde el mercado negro de telefonía móvil es abrumador». La Policía Nacional confirma que estos terminales no pueden operar en España pero sí fuera, por eso creen que las bandas  actúan por encargo para otras mafias.

La siguiente damnificada de la noche fue otra tienda de la misma filial situada en el paseo de Yeserías, 15. Aquí la banda tampoco llegó a entrar, pero Sandra, la propietaria, ya está harta. «El viernes pasado también lo intentaron empotrando un cubo de basura contra la puerta. En el año y medio que lleva abierta la tienda ya llevamos seis robos. Esta vez "sólo" han sido los 3.000 euros de la luna de urgencia pero un día de éstos el seguro no va a querer hacerse cargo más». Aquí, los individuos la emprendieron a mazazos contra el cristal pero también tuvieron que abortar la operación.

Eran las 2:46 horas de la madrugada y decidieron volver a intentarlo. Tres cuartos de hora más tarde, en una tienda Orange situada a ocho kilómetros del paseo Yeserías, en la calle Illescas, repitieron la operación. Esta vez sí la culminaron. Eran las 3:30 de la madrugada  y los mazazos contra  el cristal consiguieron reventarlo y huir con el botín.
Peor suerte corrieron en la última tienda de la noche, en Villaverde. Fue apenas un cuarto de hora después de la anterior, por lo que la Policía descarta que se trate de la misma banda. Ya eran las 3:47 horas del lunes cuando tres individuos reventaron la puerta de la tienda Orange de la calle Alberto Palacios, 11. Las imágenes captadas por las cámaras de seguridad muestran a tres individuos con capucha que, en apenas cuatro minutos, se llevan unos 120 teléfonos de última generación. En total, unos 20.000 euros de pérdidas, según Jaime Becerril, el gerente del establecimiento. «Forzaron el cierre y destrozaron las alarmas. Pero ni golpes en la luna ni butrones, han sido muy educados: han entrado por la puerta», dice con ironía. Para ellos es la primera vez que les roban en tres años que llevan abiertos pese a ser estos establecimientos, junto con los joyeros, los más castigados por la pequeña delincuencia.

Amordazados y encañonados
El último «palo» fue más violento  y calculado con tintes incluso de un auténtico film americano. Al  filo de las ocho de la mañana los empleados de la sucursal de Bankia del número 72 de la Avenida de la Albufera se encontraron con dos ladrones que les ataron, amordazaron y amenazaron  con armas de fuego y blancas hasta que abrieron la caja fuerte. Los atracadores, que se llevaron un botín de 270.000 euros, habían entrado en la sucursal a través de un butrón que practicaron durante la noche desde una de las alcantarillas cercanas. Nadie les vio ni escuchó nada hasta que, a las 8:15 horas, llegaron hasta siete patrullas de la Policía Nacional, un vehículo del grupo policial especializado en subsuelo y una ambulancia del Samur, que atendió a dos empleadas que sufrieron crisis de ansiedad.

 

«El Goyito», detenido tras una fuga salvaje
Nombre: Gregorio R. G. , alias «El Goyito»
Edad:  20 años
Profesión:  «Alunicero»
Agentes de la Policía Nacional detuvieron el domingo en la avenida de la Gavia a Gregorio R.G., más conocido como «El Goyito», tras una «fuga salvaje y temeraria» en un coche robado que acabó estampando contra una farola tras poner en peligro la seguridad de conductores y viandantes. «El Goyito», de 20 años, está identificado como participante en asaltos con maza en tiendas de telefonía y en robos con violencia. La detención se produjo cuando una radiopatrulla le identificó mientras conducía un coche que, además, había sido robado.

 

UNA AVENIDA CON  ATRACOS DE PELÍCULA
La de Bankia no es la primera ni la segunda sucursal bancaria que atracan en la avenida de la Albufera. Si bien los asaltos a bancos se suceden en toda la capital, se da la circunstancia de que esta calle ha vivido tres casi de película. El de ayer, con butrón desde una alcantarilla y la espera a los empleados a primera hora de la mañana, parece el guión de una película de Hollywood. Curiosamente, a tan sólo dos manzanas de distancia, otra sucursal en el número 30, esta vez de Ibercaja, sufrió el atraco de un famoso ladrón de bancos que había desvalijado nueve de ellos en unos pocos meses. Detenido en febrero, el atracador asaltó el banco en apenas unos minutos camuflado con unas gafas de sol y también a primera hora de la mañana; después huyó tranquilamente en metro. Y en 2006, dos ladrones se atrincheraron con rehenes en un BBVA del número 81 durante tres horas.

 

Vídeos

  • 1
  • 1

    ENCUESTA