Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
sábado, 20 septiembre 2014
21:31
Actualizado a las 

La Razón

C. Valenciana

Alfombra roja al turista madrileño

  • Bares y restaurantes buscan recuperar en el puente de mayo los clientes «perdidos» en Semana Santa. Adaptarán horarios a la festividad madrileña

  • 1
Las nubes dejaron ayer este paisaje en los chiringuitos de la capital valenciana a la hora del almuerzo
Las nubes dejaron ayer este paisaje en los chiringuitos de la capital valenciana a la hora del almuerzo

Valencia- Nada de pedirse días libres, ni de cerrar «por descanso del personal», y si hay que doblar turnos y contratar a empleados eventuales,  pues se hace.  Los bares y restaurantes de la Comunitat Valenciana ven en el próximo puente de mayo la vitamina que necesitan sus agónicas cajas. Y no es para menos después de que las previsiones meteorológicas de Semana Santa les aguaran la fiesta y provocara un descenso de clientes del quince por ciento, en especial de los procedentes de Madrid.

Así que desde la  Federación Empresarial de Hostelería de Valencia (FEHV) recuerdan a sus asociados la necesidad de ponerse manos a la obra, si se busca el capital que viene de la meseta.  Son cinco días con mucho potencial, explican sus portavoces, ya que desde el 28 de abril al 2 de mayo (Día de la Comunidad de Madrid) se espera que vengan a la Comunitat todos aquellos madrileños que no lo hicieron en Pascua, porque los pronósticos apuntaban inestabilidad meteorológica -los hosteleros criticaron entonces la «mala interpretación» de la información climatológica que «finalmente no se correspondió con la real».

Con todo, el balance de Semana Santa no fue tan malo. Hubo  escapadas cortas (uno o dos días) y el excursionismo funcionó bastante bien y, aunque las segundas residencias sufrieron un ligero retroceso, los paseos marítimos y Valencia ciudad tuvieron «muy buen ambiente».
Pero estas cifras no son suficientes para mitigar la crisis que, aunque en menor grado, también alcanza al sector turístico.

Impacto en el litoral
Por ello, la FEHV lleva meses con propuestas encaminadas a parchear la fuga de clientela, unas más populares que otras. Entre las más polémicas, la relativa a aprovechar el tirón de las Fallas durante todo el mes de marzo. Entre las mejor acogidas, la de las campañas específicas para días señalados como San Valentín o Halloween o el puente de mayo para los madrileños.

«Que sea tiempo de recortes no significa que nos quedemos con los brazos cruzados», explican desde la Federación. Es hora de tomar el toro por los cuernos y de sacrificios, como apuntan desde hace meses las Administraciones central y autonómica.

«Habrá que hablar con los propietarios de los bares y restaurantes. No sólo los de Valencia, sino desde Vinaroz hasta Pilar de la Horadada que también se benefician del cliente madrileño. Hay que explicarles que, si su día de cierre es el lunes martes o miércoles, deben aplazarlo; que, si sus empleados tenían pensado cogerse vacaciones, deberán esperar; y que si hay que contratar más camareros y reforzar turnos, habrá que empezar a pensarlo. Son cinco días en los que pueden hacer mucha caja y deben estar preparados».


AVE más rápido
Al turista mesetario le cuesta caro coger el AVE para pasar unos días en familia en tierras valencianas. «Si vienen cuatro miembros, les sale carísimo, así que optan por el coche», explican desde la FEHV. La solución a los vagones vacíos no pasaría por aumentar la frecuencia  de trenes -la última esta misma semana- sino por abaratar los precios del billete y lanzar promociones.

Vídeos

  • 1