Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
martes, 30 septiembre 2014
07:43
Actualizado a las 

La Razón

Casa Real

El Rey se rompe la cadera en Botsuana

  • A causa de una caída en un viaje privado, el Monarca ha sido operado y sometido a una implantación de prótesis

  • 1

A principios de la semana pasada, el Rey Don Juan Carlos aterrizó en Botsuana con la intención de pasar unos días cazando en el país africano. Sin embargo, los pronósticos se torcieron para el monarca, haciéndole dar la vuelta la madrugada del jueves a causa de una rotura en la cadera.

Entre las cuatro y las cinco de la mañana, según informó ayer Avelino Barros Caballero, jefe del Servicio Médico de la Casa Real que le acompañó en el viaje, Don Juan Carlos tropezó con un escalón de la residencia donde se encontraba, provocándole la caída una fractura en su cadera derecha (tres fragmentos de la zona alta del fémur). Tras el accidente, se localizó al doctor Ángel Villamor, director de la unidad de Traumatología del hospital USP San José, en Madrid, quien solicitó el regreso inmediato del Rey para intervenirle.

Sin dolores
Durante la comparecencia del médico ayer ante los medios de comunicación, éste explicó que el Rey no necesitó un avión «medicalizado», ya que tan sólo precisó de un tratamiento analgésico para paliar el dolor. «Apenas se quejó de los dolores», añadió Villamor.

Tras un vuelo de ocho horas, el Monarca se sometió a su octava intervención quirúrgica, alrededor de la una de la madrugada. Dicha intervención duró más de lo habitual, horas y media, ya que fueron «dos operaciones en una». A pesar de ser una caída «casual», el traumatólogo afirmó que Don Juan Carlos sufría de hace tiempo una artrosis que la impedía realizar sus actividades diarias con normalidad, a causa de los dolores. Con la instalación de una prótesis en la cadera se espera que el monarca no tenga que volver a ser intervenido, además de reconstruir la zona afectada. Después de la operación, Don Juan Carlos permaneció en la UCI en estado de observación durante ocho horas,  tras lo que fue trasladado a planta.

Don Juan Carlos, a sus 74 años de edad, deberá permanecer entre 4 y 5 días en el hospital. Según estimó Villamor, podrá incorporarse  a su despacho de la Zarzuela en 10 días, y a sus actividades físicas, entre 1 y 2 meses.

No ha sido una semana fácil para la Familia Real, teniendo en cuenta que el pasado lunes Felipe Juan Froilán, nieto del Rey, se disparó por accidente en el pie con una escopeta mientras realizaba prácticas de tiro. A pesar de lo que el Monarca, según asegura Villamor, se encuentra en un perfecto estado anímico. «Es un paciente muy duro», observó ayer durante su intervención. «Nos apura a los médicos para recuperarse rápidamente y poder reincorporarse cuanto antes». Y añadió: «Nos llama la atención su espíritu de sacrificio». Es la cuarta operación del Rey en apenas dos años. «Es propio de los deportistas; asumen su lesión como parte de la actividad física». 

Con esta intervención, el Rey  suma ocho intervenciones quirúrgicas desde los años 80, cuatro de ellas motivadas por accidentes y el resto, a causa de su salud. Conocida es la actividad deportiva del Monarca, que le supuso en 1981 heridas por todo el cuerpo al chocarse contra una pared de cristal jugando al squash, o la fisura de pelvis que sufrió un año después esquiando en la estación suiza de Gstaad. Recientemente, en junio de 2011, el mismo doctor Villamor le realizó una operación de rodilla en la que también le implantó una prótesis, y  en septiembre del mismo año fue operado de una rotura del tendón de Aquiles izquierdo.

Ya a primera hora de la tarde de ayer, Don Juan Carlos comenzó a mover la pierna con  amplitud y sin dolores, y consiguió ponerse en pie para iniciar los primeros ejercicios de rehabilitación.

En un estado de debilidad física, el Rey recibió a media tarde la visita de la Infanta Elena, acompañada de su hija Victoria Federica. «Todo ha salido bien, está en buenas manos», comentó. El príncipe Felipe apareció sobre las ocho de la tarde, y afirmó que su padre está «deseando levantarse y volver a la normalidad». La Princesa Letizia acudirá durante el día de hoy con sus dos hijas. También fuentes gubernamentales información que Mariano Rajoy tiene previsto acudir al hospital antes de comer. Por su parte, la Reina no canceló su viaje en Grecia, donde acostumbra a  viajar durante estas fechas para celebrar la Pascua Ortodoxa con su familia. «La Reina se fue allí inmediatamente antes de que lo hiciera el Rey», cuentan desde la Casa Real. «Y mantendrá su plan de regresar el lunes. Doña Sofía está informada absolutamente de todo y habla continuamente con el Rey por teléfono». Las mismas fuentes aseguran que en el día de hoy el monarca continuará recibiendo visitas, y habrá un nuevo parte médico sobre su estado.


En manos de Villamor
No es la primera vez que el Rey confía su salud a las expertas manos del doctor Ángel Villamor. Se trata del mismo médico que ya operó al monarca de la rodilla y después, del tendón de Aquiles el año pasado, y al que se encomiendan también muchos toreros, pilotos de motociclismo y deportistas de élite. Su nombre es casi una leyenda entre ruedos y circuitos.


El Príncipe asume parte de la agenda
Fuentes de la Casa Real han informado que la semana que viene y en vista de la evolución del Rey se decidirá sobre la agenda del monarca y si a los actos programados acudirá el Príncipe en su lugar. De momento, dos audiencias previstas para la semana que viene serán asumidas por Don Felipe. El lunes el Príncipe sustituirá al Rey Don Juan Carlos en dos actos, uno de ellos se celebra con motivo de las últimas promociones de abogados del Estado y otra por el 150 aniversario de la fundación de la empresa Bacardí Limited . Además otros dos actos, la ampliación de una refinería de Repsol y un almuerzo con representantes del mundo de las letras, estaban programados, pero aún no se sabe si acudirá el Príncipe de Asturias en su lugar.

Vídeos

  • 1
  • 1

    ENCUESTA