Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
martes, 21 octubre 2014
03:56
Actualizado a las 

La Razón

Toros

Novillada con un «Atractivo» excelente de Espartaco en un Madrid ventoso

  • - Madrid. Novillos de Espartaco, bien presentados. 1º, noble; 2º, bravo; 3º, desrazado; 4º, de juego excelente; 5º y 6º, encastados. Un quinto de entrada.
    - Albero Durán, de grana y oro, estocada (palmas); dos pinchazos, aviso, casi entera (saludos).
    - Raúl Rivera, de blanco y oro, pinchazo, estocada y dos descabellos (silencio); aviso, media atravesada, segundo aviso, dos descabellos (silencio).
    - Conchi Ríos, de lila y oro, casi entera atravesada, aviso, dos descabellos (silencio); pinchazo, media caída (silencio).

  • 1
Alberto Durán torea en redondo al cuarto, ayer, en Las Ventas
Alberto Durán torea en redondo al cuarto, ayer, en Las Ventas

Se despertó peleón Eolo de la siesta y lo pagó la terna toda la tarde. Imposible por momentos por culpa del vendaval. Frío. Desapacible. Una lástima no haber podido disfrutar sin aire de la notable novillada que trajó el maestro Espartaco a Madrid. Salvo el desrazado tercero, todos con opciones. De entre todos, destacó el cuarto. «Atractivo». Un precioso colorado, muy bien hecho, que ya en los de recibo permitió mecer con empaque el capote a la verónica a Alberto Durán. En el peto, romaneó con fuerza, anticipo de la enorme clase que mostró en la muleta. Siempre por abajo, siempre metiendo la cara por derecho. Entregada embestida con el hocico rozando la arena. Haciendo el avión. De lío gordo sin viento. Pese a él, Durán firmó una faena meritoria asentada sobre la derecha. Conectó pronto por la vibrante embestida y corrió la mano con derechazos de mano baja. Faena maciza, de concepto clásico, sin estridencias. Encajado en los muletazos. Sin embargo, marró con la espada dos veces y se tuvo que conformar con una ovación. Idéntico premio se llevó «Atractivo». ¡Qué delicia de embestida!

En su primero, el zamorano dejó naturales de limpio trazo, aunque sueltos -mal futuro en Madrid-, ante un novillo de enorme docilidad, nobílismo, pero al que faltó un punto de motor. Esbozos de un joven que apunta maneras y dibujó lances con gusto. Reclama más oportunidades. Esta vez sí lo pasaportó de estocada entera a la primera tentativa.

Volvía Conchi Ríos tras paladear la gloria de la puerta grande, el sueño torero, hecho realidad. Sin embargo, hoy no fue su tarde. Cierto que el tercero fue el de peor condición del encierro, pero tampoco ella terminó de confiarse. Insegura, no se acopló, no cargó la suerte. Por el izquierdo, apenas lo probó. 

En el «torito» de 538 kilos –¿era esta la reducción del novillo que anunció en invierno Taurodelta?– que hizo sexto, con el viento arreciando, ni se estiró. No pudo meterle mano. Desconfiada, trató de aguardar a que los vientos aimanaran, pero se envalentonaron otros aún peores: los del público, que la pidió que abreviara. Inédita.

Cerró terna Raúl Rivera, bullidor con capote y banderillas. Evidenció cierta falta de rodaje especialmente en el acapachado segundo. Otro utrero bravo, que se le fue sin torear. En el quinto, encastado, se perdió en desplantes y martinetes al plantear un trasteo demasiado efectista. Ligero en el toreo fundamental ante un animal que sangró poco y se vino muy arriba en el último tercio.

Vídeos

  • 1