Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 30 julio 2014
00:30
Actualizado a las 

La Razón

Empresas

Kirchner gana tiempo y planea comprar sólo el 2546% de YPF a los Eskenazi

  • Brufau, abierto al diálogo con la presidenta: «Hay que hablar y no imponer ni discursear». La Prensa argentina elogia la defensa española de Repsol

  • 1
La presidenta argentina, Cristina Fernández Kirchner, ayer con el presidente de EE UU, Barack Obama, en la Cumbre de las Américas
La presidenta argentina, Cristina Fernández Kirchner, ayer con el presidente de EE UU, Barack Obama, en la Cumbre de las Américas

Buenos Aires- «Con el rabo entre las piernas». Así podrían haber titulado cualquiera de los medios opositores la jornada de ayer. Cristina Fernández y sus jóvenes cachorros, La Campora, se vieron obligados a retroceder. Según adelantaba  LA RAZÓN hace días, el Gobierno argentino terminaba desechando la expropiación ante las presiones ejercidas por España y EE UU. Finalmente, los peronistas se conformarían con adjudicarse el 25,46% de las acciones, comprándoselas a los Eskenazi, la familia de empresarios oficialistas.
En sintonía, el diario «La Nación», opositor y segundo más leído del país, tituló este domingo en su portada: «Postergan la estatización de YPF». Y reveló que la presidenta «analiza reabrir las negociaciones» con Repsol y «postergar la estatización» de la compañía hispano-argentina después de «la fuerte presión de España y la Unión Europea» producida en los últimos días. Para el titular de Repsol «hay que hablar y no imponer ni discursear»
Antonio Brufau se mostró abierto al diálogo y dijo que «si alguien no está de acuerdo con algo, hay que hablar». Esta semana mantuvo una tensa reunión con Julio De Vido y Axel Kicillof, en medio de la avanzada oficial sobre YPF, de la que Repsol es la principal accionista. En plena tensión e incertidumbre que genera el posible proyecto de estatización de YPF, Antonio Brufau, el presidente de Repsol (principal accionista de la empresa), se mostró abierto al diálogo con el Gobierno y dijo que «siempre hay que hablar y no imponer ni discursear». El titular de la firma española enfatizó: «El camino es hablar, hablar, hablar, porque si alguien no está de acuerdo con algo hay que hablar».
El empresario, que en los últimos meses viajó en varias oportunidades al país tras el inicio de la embestida oficial contra la petrolera, había llegado el lunes por la noche al país manifestando su interés en ser recibido por algún funcionario. El jueves fue citado a Planificación. «Las cosas hay que hacerlas en los despachos, y hablando yo siempre he creído que la gente se entiende», dijo el presidente de Repsol.
Según fuentes que participaron del encuentro, a las que ha tenido acceso LA RAZÓN, Axel Kicillof, el seductor intelectual de Kirchner, le habría reclamado a Brufau inversiones por 15.000 millones de dólares, mientras que De Vido, al hablar de los planes de estatización le habría disparado: «Aceptá quedarte con el 30% o te quedás sin nada», y el empresario habría respondido: «Me quedo sin nada».
En las puertas de otra semana cargada de expectativas en torno al futuro de la petrolera, los accionistas minoritarios de Repsol (son los que tienen acciones compradas en la Bolsa) ya adelantaron que demandarán a Argentina si avanza con un proyecto de estatización de YPF.  Cristina volverá a reunirse mañana con los mandatarios miembros de la OFEPHI (Organización Federal de los Estados Productores de Hidrocarburos). Todo indica que, por ahora, es pronto para hablar de paz; sencillamente es una tregua.

Vídeos

  • 1