Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
martes, 30 septiembre 2014
11:49
Actualizado a las 

La Razón

Educación

Las Comunidades del PP valoran los ajustes porque van a «salvar la educación»

  • Las comunidades autónomas gobernadas por el Partido Popular (PP) han agradecido este lunes al Gobierno que les haya informado del recorte presupuestario que va a sufrir la educación, un ajuste que, según han asegurado, supondrá "salvar la educación" y no tiene por qué suponer una merma en la calidad.

  • 1

Además, la mayoría han destacado que cada región podrá aplicar el plan en función de sus necesidades y que algunas de estas medidas ya se venían aplicando en sus respectivos territorios.

El consejero de Educación, Cultura y Deporte de la Junta de Castilla-La Mancha, Marcial Marín, ha sido uno de los primeros en "agradecer la disposición" del ministro del ramo, José Ignacio Wert, a "salvar la educación" porque les facilita un "paraguas para ser flexibles al acometer estas medidas, que no son impuestas sino de libre disposición".

En declaraciones a los medios de comunicación al finalizar en Madrid la Conferencia Sectorial de Educación, en la que Wert ha explicado las medidas a tomar para acometer el ajuste anunciado, que junto con la sanidad supondrá un recorte de 10.000 millones de euros, Marín ha descartado que estas iniciativas conlleven el despido de profesores y ha afirmado que "no van a mermar la calidad educativa".

Tras remarcar que todas estas medidas son "reversibles" y que su finalidad ahora es "salvar la educación", ha ensalzado la disposición del ministerio a convocar esta Conferencia Sectorial para informar a las comunidades, ya que, a su juicio, esto indica que ha sido "una reunión desde el consenso en la que se deja participar", al contrario de lo que han manifestado autonomías gobernadas por el PSOE, que han censurado que sólo se las "informe" y todavía no se les haya facilitado documentación.

En los mismos términos que el consejero castellano-manchego se ha pronunciado el riojano, Gonzalo Capellán, quien ha valorado la "deferencia" del Gobierno por "compartir" con las comunidades autónomas las medidas a tomar para llevar a cabo el ajuste.

En su opinión, se trata de medidas que "flexibilizan" algunas de las "legislaciones básicas" educativas para que "cada comunidad autónoma las pueda aplicar de acuerdo con su realidad". "Ahora toca estudiarlas y aplicarlas a nuestra realidad, y existe margen para mejorar algunos aspectos unidos a la calidad", ha asegurado.

El consejero de Educación, Formación y Empleo de Murcia, Constantino Sotoca, ha insistido en que se trata de medidas "reversibles, coyunturales, que obedecen a una situación concreta, a un problema concreto", por lo que, a su juicio, "el sentido común impone que el plazo de adoptar estas medidas es mientras se hace la consolidación fiscal".

Según Sotoca, el ajuste provendrá, entre otras cosas, de que el hecho de que se incrementen las horas lectivas no implicará un aumento del número de docentes, quienes no tendrán nuevos complementos retributivos. Sobre el aumento de la ratio de alumnos, ha explicado que es algo que se tendrá que estudiar "pormenorizadamente" porque todo dependerá de las características de los centros.

Así se ha pronunciado también el consejero gallego, Jesús Vázquez, quien ha relacionado estas medidas de recorte con la "situación económica terrible" por la que atraviesa España, por lo que ha señalado que al ministerio "le honra que ponga encima de la mesa medidas tendentes a buscar una sostenibilidad del sistema educativo con medidas que no tienen por qué incidir en la excelencia y la calidad".

Como a la Región de Murcia, para la Xunta de Galicia "no se puede hablar de una reducción de profesores porque dependerá" de las circunstancias. "Es el momento de actuar valientemente, y en ese sentido así han sido las decisiones que ha puesto encima de la mesa hoy por primera vez el ministro", ha añadido Vázquez.

La consejera de Educación de la Comunidad de Madrid, Lucía Figar, ha explicado que una de las medidas adoptadas es la prohibición de fijar nuevos complementos retributivos, al tiempo que ha comentado que la región estudiará todas estas iniciativas de "ahorro y racionalización" propuestas por el ministerio en base a no "perjudicar" la calidad del sistema.

"Hay que estudiar los instrumentos de ahorro y racionalización, comprometernos con el objetivo de déficit del Estado y hacerlo sin perjudicar la calidad de la enseñanza", ha recalcado la consejera madrileña.

Por su parte, La consejera de Educación, Cultura y Universidad de Aragón, Dolores Serrat, ha señalado que se trata de medidas "prioritarias" y "flexibles" para que cada comunidad las adopte "dentro" de su propio plan de racionalidad. No obstante, ha reconocido que la principal preocupación de Aragón es la "dispersión territorial" ya que, ha recordado, en la región hay una "amplísima dispersión de centros" con un número de alumnos "muy por debajo de lo casi sostenible".

"Me preocupa la dispersión territorial unida a la inestabilidad del profesorado", ha comentado para insistir en que "ninguna de las medidas que se han propuesto inciden directamente en la calidad del sistema educativo español".

Como el resto de comunidades del PP, el director general de Política Educativa Escolar de la Junta de Castilla y León, Fernando Sánchez-Pascuala, considera que el plan de ajustes "no va a suponer un retroceso" en la calidad del sistema educativo porque son medidas "de carácter temporal y que se pueden aplicar con flexibilidad".

"Es una situación necesaria y es necesario la aplicación de mucha inteligencia de los que tienen la responsabilidad política y esfuerzo por parte de los agentes sociales", ha señalado Sánchez-Pascuala, que también ha manifestado la "necesidad de consenso".

También la consejera de Educación, Formación y Empleo de la Generalitat Valenciana, María José Catalá, ha indicado que las medidas no conllevarán despidos en su comunidad, pero que sí supondrán un ahorro, ya que la contratación de nuevos profesores será menor.

En concreto, Catal ha destacado que en la región no es necesario que haya despidos en educación, ya que los profesores que contiene el sistema "se necesitan", pero si habrá menos contrataciones ya que una de las medidas que se contempla es el aumento de los horarios de los profesores, lo cual conllevaría que si se aumentan "mínimamente" los horarios, no se necesiten tantos profesores nuevos de cara al nuevo curso.

Vídeos

  • 1
  • 1

    ENCUESTA