Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
jueves, 24 abril 2014
03:53
Actualizado a las 

La Razón

Otros reportajes

La casa-zepelín: el diseño más futurista para vivir en las nubes

  • Es algo así como una caravana que, a falta de ruedas, tiene hélices, y en lugar de moverse por las carreteras lo hace por el aire. Su creador, el diseñador futurista suizo Timon Sager, lo ha llamado Wolke 7, y asegura que puede ser la vivienda del futuro. No es otra cosa que una vivienda de varias plantas y con todo tipo de servicios suspendida en el aire a través de dos zepelines.

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
La casa-zepelín: el diseño más futurista para vivir en las nubes
La casa-zepelín: el diseño más futurista para vivir en las nubes

La arriesgada propuesta, desarrollada con todo lujo de detalles por su creador, recupera esa vieja propuesta de volar que eran los zepelines, globos que se suspendían en el cielo gracias a que estaban llenos de gases más ligeros que el aire, fundamentalmente helio. En esta ocasión no se trata de un dirigible, sino dos, que llevan suspendida una vivienda que, visto lo visto, se puede llevar a cualquier sitio.

Según la recreación del prototipo que ha realizado su autor, a través de una docena de imágenes de Wolke 7, el habitáculo a través del cual se dirige la nave está a medio camino entre un avión y una casa aunque, eso sí, con unas vistas de lo más provilegiadas.

Un combustible muy barato
La ventaja de Wolke 7, como el de cualquier otro dirigible, es que apenas necesita combustible para desplazarse, algo nada desdeñable, desde luego, en los tiempos que corren. Está compuesto por una vivienda de tres plantas que incluye todo lo que un hogar moderno necesita, incluyen una pantalla gigante de televisión o un baño con todas las comodidades, según explica la web de ciencia Dvice.

En realidad, este concepto de transporte, que Sager resume como "la combinación perfecta entre viajar y sentirte como en casa", no es más que un prototipo que pretende abrir una nueva puerta a las formas de transporte actuales, y que de alguna manera puede recuperar una forma de volar, la de los dirigibles, y un combustible, el helio, que llegó a ser muy popular en los inicios de la aviación.

Timon Sager se presenta a sí mismo como el "diseñador de hoy y del futuro", y de su estudio han salido todo tipo de propuestas de transporte, desde "mini-aviones" que se pueden guardar casi en cualquier sitio hasta helicópteros futuristas o vehículos destinados a deslizarse por la nieve a gran velocidad. También se ha adentrado en el campo del diseño de interiores, con propuestas como una ducha que simula la lluvia o un mueble que esconde los cajones.
 

Vídeos

  • 1
  • 1

    ENCUESTA