Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
domingo, 21 diciembre 2014
04:58
Actualizado a las 

La Razón

Jiménez Fortes: «De novillero se hacen cosas que ahora no te las permite ni el público ni uno mismo

  • Saúl Jiménez Fortes hará mañana por primera vez el paseíllo en La Maestranza como matador de toros. Lidiará toros de El Ventorrillo junto a Diego Urdiales e Iván Fandiño en una tarde en la que espera que sea especial para él.
     

  • 1
Saúl Jiménez Fortes, en imagen de archivo
Saúl Jiménez Fortes, en imagen de archivo

-Mañana Sevilla, ¿nervioso por pisar por primera vez La Maestranza como matador de toros?
-Estoy ilusionado. Es un privilegio poder torear en la Feria de Abril. Aunque ya he toreado allí como novillero ahora lo voy a hacer como matador y quiera o no los nervios están ahí. Mañana será distinto a otros años, la repercusión será mayor, mucha gente estará pendiente. Voy muy responsabilizado y con ganas de hacer las cosas bien.

-Lidiará toros de El Ventorrillo, ¿le gustan estos astados?
-Me enfrenté a ellos en Salamanca. Es una ganadería con garantías. La han toreado muchas figuras y han conseguido cosas importantes con ella. No tengo ninguna queja, ojalá que mañana tenga suerte y embistan.

-¿Qué espera de su primera temporada como torero?
-Quiero darme a conocer, presentar mis credenciales. Cada corrida es fundamental para que la gente sepa quién es Jiménez Fortes. Este es el reto de la primera temporada. Más adelante ya veremos lo que ocurre.

-¿Tenía ilusión por confirmar en San Isidro?
-Muchas, pero no ha podido ser. Estoy tranquilo, a ver si las cosas salen bien y puede ser en la Feria de Otoño, y si tampoco se puede, pues no pasa nada. Sé que tarde o temprano confirmaré allí. Gran parte de mis triunfos como novillero fueron en Las Ventas, y quiero volver a hacer algo grande, esta vez como matador de toros.

-Fue un novillero importante, ¿cree que como torero puede llegar también a un alto nivel?
-Espero que sí. La ambición no tiene límite. He hecho cosas buenas como novillero y eso me ha puesto en boca de los aficionados. Hay que mantenerse cauto e ir poco a poco y con mucha ilusión.

-¿Cómo fue la experiencia de la Picassiana?
-Muy bonita. Fue un día importante y especial para mí. Era la presentación ante el público de mi tierra, tenía ganas de darme a conocer allí. Soy torero de Málaga y para mí sería un orgullo ser querido y respetado en un lugar tan importante.

-Otra tarde importante fue la de Valencia, ¿tenía pensado con anterioridad el homenaje al Soro?
-Surgió sin más. Sabía que se cumplían 30 años de su alternativa. Se lo merece. Es un torero al que le tengo una gran admiración. Era lo menos que podía hacer.

-¿Se fijaba mucho en él cuando toreaba?
-En él y en todos. He intentado coger lo mejor de cada torero. No me puedo quedar sólo con uno. Tengo mucho respeto a los compañeros que han estado antes que yo. Nos han dejado un legado muy bueno y es importante aprender cosas de ellos.

-Tomó la alternativa el verano pasado en la feria de Bilbao, ¿recuerdo para toda la vida?
-Cumplí mi sueño. Todo por lo que había luchado durante tanto tiempo se estaba cumpliendo y ese día estará siempre conmigo. Estoy muy agradecido a todos aquellos que me dieron la oportunidad. Me abrieron la puerta de una feria muy importante y eso nunca lo olvidaré.

-¿Ha notado el salto en el escalafón?
-Mucho. En todos los aspectos. La embestida del toro es distinta, en la plaza se respira otro ambiente, hay mayor competencia. Además, como novillero se permiten cosas que ahora no te las perdonan, ni el público, ni uno mismo. Siempre me he exigido mucho, pero ahora esa exigencia es mayor.

-Para la gente que todavía no haya tenido la oportunidad de verle, ¿cómo es su forma de torear?
-Intento que lo que hago en el ruedo llegue al público. Tengo un sentido de pureza y ética artística que me dan una gran personalidad y una tauromaquia seria.

-¿Qué le pide a la temporada?
-Ahora mismo no la puedo pedir nada más. Cumplí el sueño de ser matador de toros que es donde quería llegar, ahora hay que cumplir y hacer lasa cosas lo mejor posible.

 

Síguenos en