Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 30 julio 2014
17:08
Actualizado a las 

La Razón

Medicina y Sanidad

Confusión entre marca y genérico

  • El 86 por ciento de los españoles cree que los medicamentos genéricos son más baratos que los de marca, mientras que siete de cada diez y casi el 94 por ciento de los jubilados confunden la prescripción por principio activo con la receta de un genérico, según un estudio
     

  • 1
Confusión entre marca y genérico
Confusión entre marca y genérico

La confusión reina entre la sociedad española tras la implantación del Real Decreto-Ley 9/2011 –vigente dese el 1 de noviembre pasado– que, entre otros aspectos, obliga a los médicos en determinados supuestos a recetar por principio activo, en lugar de por la marca comercial del medicamento. Una situación que, según el «Estudio sobre el conocimiento y las implicaciones de la prescripción por principio activo» realizado por Ipsos y la compañía farmacéutica Merck KGaA entre más de dos mil españoles en las distintas comunidades autónomas, revela la confusión existente entre los pacientes de nuestro país con el nuevo sistema.
En concreto, el 86 por ciento de los españoles cree, erróneamente, que los medicamentos genéricos son más baratos que los de marca. Asimismo, siete de cada diez encuestados de entre 18 y 65 años confunden la prescripción por principio activo con la receta de un medicamento genérico.
La creencia errónea se dispara hasta el 94 por ciento entre los jubilados y pensionistas, el colectivo que más recursos sanitarios utiliza. Respecto a la nueva normativa, el 60 por ciento cree que es obligatorio recetar medicamentos genéricos cuando en realidad, la legislación, obliga a prescribir por el nombre del principio activo que incluyen en su composición tanto los fármacos de marca como los genéricos, y que con esa receta el paciente pueda recibir en la farmacia tanto uno como otro, siempre que esté a precio menor. Eso sí, siete de cada diez jubilados manifiestan que, a igualdad de precio entre marca y genérico, opta por el primero.
 

Vídeos

  • 1