Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
martes, 29 julio 2014
10:42
Actualizado a las 

La Razón

Gastronomía

Catedral del vino junto al Duero

  • Al pie de la colina sobre la que se alza orgulloso el medieval castillo de Peñafiel se encuentra la sede de Bodegas Protos, un edificio vanguardista para una marca que es historia viva del vino
     

  • 1
Catedral del vino junto al Duero
Catedral del vino junto al Duero

Entre la cuenca del Duero y en la vega de uno de sus afluentes, el río Duratón, en pleno corazón de la Ribera de Duero vallisoletana,  y a los pies del medieval castillo de Peñafiel, sede del Museo Provincial del Vino, se encuentra Bodegas Protos. Una legendaria marca, pionera de la Ribera de Duero e historia viva de la viticultura. Una bodega centenaria que se ha convertido, por méritos propios, en una de las catedrales del vino en el mundo, cuyos reconocidos caldos han sabido conquistar los mercados y ya están presentes en noventa países y en los cinco continentes  con una tasa de ventas en el exterior del 19 por ciento y más de un millón de botellas comercializadas. Y subiendo.
Tradición y modernidad se funden en un emplazamiento privilegiado por el entorno y por una climatología ideal para obtener cosechas de calidad y unos vinos de guarda para los paladares más exigentes. Las condiciones ambientales y naturales de las salas de barricas –entre doce y quince grados con una humedad del 75 por ciento–; la tranquilidad de sus galerías subterráneas, de dos kilómetros de longitud debajo de la montaña y del castillo; así como la ausencia de luz y de ruidos son parte importante del secreto de esta bodega ribereña que no se conforma. Que apuesta por la calidad por encima de la cantidad, como seña de identidad para seguir creciendo.
Para el turista amante del vino, la nueva bodega de Protos, diseñada por el arquitecto Richard Rogers, es de obligada visita. Veinte mil metros cuadrados más de superficie que se recorren casi sin querer. En los que el visitante escucha, en el silencio, el reposo de los vinos y comprueba todo el proceso de producción y  elaboración de cada uno de sus caldos. Sus olores, sus colores y sus sabores.  El Roble de 2010, que acaba de salir al mercado; su Verdejo, del que ya se comercializan 800.000 botellas; el Crianza de 2009, Medalla de Oro en el Berliner Wein Trophy 2012; o el selección «Finca El Grajo Viejo», un vino con 18 meses en crianza en barrica de roble francés, cien por cien uva tempranillo, y que refleja toda la personalidad de esta bodega. Todo un regalo para los amantes de la naturaleza, de la arquitectura y del buen vino y la gastronomía. El enoturismo es una apuesta firme y decidida de Protos. Más de 25.000 personas estuvieron aquí en 2011. De largo, la bodega más visitada de la Ribera del Duero.
 

>>  Dirección: Camino Bodegas Protos, 24-28, 47300, Peñafiel (Valladolid).
>> Instalaciones: Protos cuenta con dos bodegas en la Ribera de Duero (Peñafiel y Anguix) y otra en La Seca, de la D.O. Rueda.
>> Imprescindible: conocer la nueva bodega diseñada por Richard Rogers y su espectacular dormitorio con más de 10.000 barricas.
>> Contacto: en el teléfono 983 878 011 y en la web www.bodegasprotos.com.
 

Vídeos

  • 1