Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
domingo, 20 abril 2014
17:48
Actualizado a las 

La Razón

Hoteles

Una perla en Cartagena de Indias

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.

Ignacio García de Vinuesa, uno de los arquitectos e interioristas más valorados del país, nos descubre su debilidad: Cartagena de Indias, un lugar al que llegó por casualidad, cuando fue a visitar a uno de sus mejores amigos, Alberto Chueca, al que habían nombrado representante del Banco Mundial en Colombia. Allí se enamoró de la ciudad, de su país, de su gente y de un hotelito: Casa Lola. «Cuando fui por primera vez a Cartagena de Indias fue como llegar a una ciudad detenida en el tiempo. Había cosas, costumbres y escenas típicas de los años 50 en España. Olores fuertes, como los que se acumulan por las mañanas con los vendedores ambulantes que van de puerta en puerta vendiendo fruta y todo tipo de comida», comenta el arquitecto madrileño.
Los imprescindibles en esta ciudad son «una visita a las Islas del Rosario, un paraje increíble con arena blanca, aguas de todos los colores y casas preciosas; también es muy recomendable una visita al volcán Totumo, que en su cumbre tiene una pequeña laguna de lodo medicinal, donde te metes y te dan un masaje. Es una sensación diferente a cualquier spa de lujo o similar».
Otra de las cuestiones que no deja de hacer cuando está en la ciudad colombiana es correr, a las siete de la mañana, por encima de las murallas de la Ciudad Antigua para terminar dándose un chapuzón en una playa cercana. Y para dormir, «el Hotel Casa Lola, porque transmite magia, hay un feng shui increíble, todo está muy estudiado, se percibe y se siente, hay paz, belleza, amabilidad…», nos cuenta. El establecimiento lo forman dos edificios, uno de la época de la colonia y otro republicano. La decoración tiene una mezcla de todo tipo de objetos, modernos y antiguos, «casi parece un mercado de pulgas con diferentes puestos». Por ejemplo, afirma que hay una cebra auténtica colgada de la escalera, junto a unos bastones de mando zulúes muy interesantes. El Hotel Casa Lola tiene dos piscinas, un restaurante de comida típica, diferentes jardines, salones maravillosos, un masajista, peluquería y estética… «Tiene todo aquello que puedas imaginar y si no Carlos, el director, lo consigue».
Ignacio no para, está terminando un restaurante en el complejo Silk enfrente de La Moraleja, en Madrid y también tiene en marcha un restaurante para Ramón Freixa en el Hotel Las Américas, en Cartagena de Indias, alojamientos en Panamá y Bogotá, varias viviendas con Interikea… Para descansar seguro que lo encontramos en el Hotel Casa Lola. Nos han entrado ganas de ir.

l Por Mónica de Miguel

 

 

>>  Nombre. Hotel Casa Lola.
>> Dónde. En Cartagena de Indias, en Colombia.
>> Lo mejor. La magia y la paz, así como la amabilidad de su gente.
>> Web. www.casalola.com.
 

Vídeos

  • 1