Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
sábado, 19 abril 2014
09:12
Actualizado a las 

La Razón

Castilla y León

Tecnología puntera en los montes de Soria para defender la superficie forestal

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Centro de mando de incendios forestales en la delagación de la Junta en Soria
Centro de mando de incendios forestales en la delagación de la Junta en Soria

Soria- Las tecnologías del siglo XXI han logrado hacerse un hueco en los montes de Soria. Un total de 19 cámaras térmicas vigilará, antes del verano, la superficie forestal de la provincia. Un medio técnico pionero que complementa al sistema de vigilancia tradicional y que ayuda a la detección de incendios en tiempo real. Y a medio plazo, los agentes y vigilantes dispondrán de un ‘tom-tom forestal', un GPS que les permitirá orientarse por el monte de forma efectiva y llegar a los focos de incendios con mayor eficacia.

La red de cámaras térmicas permite la localización de focos de incendio en tiempos óptimos en entornos aislados y alejados de zonas habitadas en las que difícilmente se puede detectar un conato de incendio, en un tiempo breve, mediante la simple inspección visual y en condiciones ambientales adversas tales como niebla, humo baja o nula luminosidad, calima, entre otros.
Además, las imágenes térmicas permiten detectar y ver con detalle incluso en condiciones meteorológicas desfavorables cualquier fuente de calor por pequeña que sea, pudiendo identificarse con fiabilidad a individuos, vehículos, fogatas y un sinfín de objetos que funcionen con cualquier fuente de energía. Cuando el sistema detecta alguna anomalía, que vendrá dada en forma de un aumento de la temperatura, la cámara capta las imágenes, las transmite y almacena. Es entonces cuando el responsable del sistema puede tomar el mando del mismo por control remoto, localizar la imagen, fijarla y ver el posible incendio forestal en tiempo real.  Esta detección automatizada es el resultado de un proyecto de ingeniería en el que se ha logrado integrar en un solo sistemas: cámara térmica infrarroja, cámara de altas prestaciones, sistema de geo-referenciación, equipos de comunicaciones, equipos de control informático y estaciones meteorológicas. Este equipo esta controlado con un software específico que permite la detección temprana de focos de incendio y su posterior seguimiento

El jefe del Servicio de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León en Soria, José Antonio Lucas Santolaya, explica que la detección de los incendios forestales es fundamental a la hora de su extinción. En la provincia de Soria, la detección se realiza mediante una red fija de vigilancia que consta de 33 torretas o puestos de vigilancia fijos, desde donde se observan las áreas forestales más importantes de la provincia. Este sistema tradicional se verá apoyado este verano por el sistema automatizado. De tal forma, que habrá zonas forestales vigiladas bajo ambos métodos, con el objetivo de cotejar, más tarde, la efectividad de ambos.

Sus prestaciones permiten también la localización de posibles actos pirómanos, vandálicos o furtivos, por lo que cumple funciones de localización y también disuasoria. El sistema empezó en Soria en 2006 con ocho cámaras, para evolucionar hasta las 13 torres instaladas actualmente, que serán 19 este verano.

 

La zona de Sanabria, la siguiente
Esta tecnología del siglo XXI junto con la concienciación de los sorianos de la necesidad de cuidar sus montes han permitido que la provincia de Soria sea una de las zonas de la España autonómica con menor índice de incendios forestales. Y eso, a pesar de que el 58 por ciento de su superficie (597.000 hectáreas de 1.028.700 de superficie total) es forestal. Dados los resultados, la Junta prevé exportar este verano el sistema a la zona de Sanabria, en la provincia de Zamora, uno de los lugares más afectados por el fuego en los últimos años y donde pretende instalar diez cámaras térmicas. Además, técnicos forestales de 16 países diferentes se han interesado por la red de vigilancia automatizada de Soria.

Vídeos

  • 1