Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 30 julio 2014
08:56
Actualizado a las 

La Razón

Madrid

«Chivatos» contra el absentismo

  • 200.000 familias ya reciben por SMS o correo electrónico las faltas de asistencia y las notas de sus hijos en tiempo real. Padres y profesores coinciden en que el sistema, que ya está implantado en todos los IES, disuade a los alumnos de hacer «pellas»

  • 1
TODOS LOS INSTITUTOS de la Comunidad de Madrid cuentan ya con el sistema de alertas a los padres de los alumnos. En la imagen, el IES Beatriz Galindo en el que desde septiembre se imparten varias de las materias en fancés
TODOS LOS INSTITUTOS de la Comunidad de Madrid cuentan ya con el sistema de alertas a los padres de los alumnos. En la imagen, el IES Beatriz Galindo en el que desde septiembre se imparten varias de las materias en fancés

MADRID- «Se ha producido una falta de asistencia de su hijo/a Jaime García a la clase Lengua Castellana y Literatura el día 31/01/2012». Con este mensaje de móvil real –sólo el nombre es ficticio–, cerca de 200.000 padres de la Comunidad han podido conocer en este curso y de forma inmediata si su hijo se ha saltado alguna de las clases del instituto o las notas de cada evaluación.

Conocido como «el chivato» por los alumnos o «el tamagochi» por los profesores, se trata de un sistema de información académica que cada profesor manda a través de dispositivos llamados Ayuda a la Función Docente con Dispositivos PDA (AFD/PDA) al Sistema de Información de Centros Educativos (SICE) de cada instituto y que  la Consejería de Educación y Empleo ya ha implantado en los 339 centros de Secundaria de la Comunidad. A lo largo del día, cada profesor va introduciendo en su PDA informaciones e incidencias que se sincronizan con el SICE, normalmente de  forma inmediata y si no, como tarde, todas las noches de forma automática por el propio sistema.

Una vez sincronizada la información, se remiten los mensajes a los padres y se «publican» los datos en la web interna, lo que permite a las familias estar informadas en tiempo real de las faltas de asistencia a clase de sus hijos, de las calificaciones académicas de cada evaluación o de cualquier incidencia de la que el profesor considere oportuno informar. Por ejemplo, en el caso de las faltas de asistencia a clase, la información es inmediata, ya que cada profesor tiene la lista de alumnos de cada clase en la memoria de su PDA. Así, según va pasando lista va marcando en este dispositivo las faltas y luego sólo tiene que dar a «enviar» para que se manden los correos o SMS a los padres de los escolares que ha marcado.

Esta innovadora herramienta, que se puso en marcha de forma oficial en septiembre de 2010 y que ya ha se ha extendido a todo el territorio madrileño, permite también a las familias madrileñas  acceder a la base de datos de escolarización de sus hijos en cualquier momento y conocer  no sólo las calificaciones, faltas y retrasos, sino también el horario escolar y observaciones de las diferentes materias.

 Sólo en lo que va de curso escolar, este servicio ha enviado algo más de 1,1 millones de SMS, siendo las madres mayoritariamente las que han escogido ser receptoras de los mensajes: 729.420 millones de SMS han sido enviados a madres, frente a los 412.213 a padres. En este mismo periodo se han enviado un total de 122.534 correos electrónicos con información del alumno, de los cuales 73.566 han sido recibidos por madres y 48.968, por padres.

Acceso personalizado
Una vez que el centro da de alta este servicio, las familias que desean utilizarlo, siempre de forma voluntaria, sólo deben acercarse al centro educativo correspondiente para activarlo. A partir de ese momento, el instituto proporciona a cada padre un acceso electrónico personalizado que garantiza la privacidad de la información relativa al  alumno. Además, una vez activado el sistema, los profesores mandan ya sea por SMS o correo (según prefieran los padres) la información sobre sus hijos. Esto se hace de manera inmediata, ya que los profesores mandan las «alertas» o «post-it electrónicos» según van pasando lista y apuntan la falta de un alumno o, en el caso de las notas, según las van pasando a la base de datos escolar, lo que además ha permitido a los institutos informatizar los historiales de los alumnos.

 

En primera persona

Carlos Romero / Director del IES Marqués de Suanzes
«El absentismo ocasional ha caído en picado»

Hace más de diez años fue pionero en la Comunidad utilizando uno de los primeros sistemas electrónicos de alertas para informar a los padres de las incidencias de los alumnos. Hoy es un experto convencido de sus bondades: «Al ser inmediato da a los padres más control sobre sus hijos. Además estoy convencido de que mejora la comunicación familiar, ya que la información que les mandamos luego la comentan con los hijos». Romero cree que al absentista «reclacitrante» nada le hace cambiar, «porque su propósito es llamar la atención», pero asegura que las PDA «han disuadido al absentista ocasional. Ése ha caído en picado». Afirma que además ha puesto la informática al servicio del profesor y que lo siguiente serán los «iBooks».

Ángeles Vela / presidenta del APA Marqués de Suanzes
«Ahora se adelantan en contarlo»

Como presidenta del APA del Marqués de Suanzes y sobre todo como madre de un alumno, Ángeles Vela al principio pensó que el SICE ejercería «mucha presión y control sobre los alumnos». Recuerda incluso protestas en el instituto. «Pero hemos ido viendo que para el que estudia no es ningún problema y para el que no, esto permite vigilarle y estar encima». Afirma que a los padres «nos da tranquilidad» y aumenta el diálogo con los niños porque si hacen algo que saben que está mal «ahora se adelantan a contarlo». Además, afirma, «creo que disuade al que esté pensando en saltarse una clase».

Vídeos

  • 1