Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
jueves, 17 abril 2014
08:38
Actualizado a las 

La Razón

Entrevistas

David Mora: «Cuando hay dos toreros que salen a jugarse la vida no puede fallar el toro»

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
David Mora vela armas para su doble compromiso en La Maestranza
David Mora vela armas para su doble compromiso en La Maestranza

Tras regar 2011 de importantes éxitos, David Mora recoge los jugosos frutos en un precioso 2012 en el que ya está disfrutando de una bonita temporada. Presencia en todas las ferias importantes y peleando con las figuras. «Ahora, comienza el verdadero reto: batirse el cobre con los nombres más importantes del escalafón». Y es que para el diestro de Borox, no existe la palabra «conformismo».

-Le espera un año para disfrutar.
-Sí, pero sin bajar la guardia. Es cierto que vamos muy bien colocados y estamos anunciados en prácticamente todas las ferias importantes, pero este año toca refrendarlo en ellas cada tarde para poder llegar donde quiero. Mi verdadero objetivo es asentarme aquí y pelear de igual a igual con todas las figuras tarde tras tarde.

-¿Cómo llega a la Feria de Abril?
-Muy bien. Cargado de ilusión como siempre que me tengo que poner el vestido de torear. Me siento un privilegiado y eso me llena. Espero que el ganado me permita saborear una buena tarde de toros en un escenario tan especial y mágico como es La Maestranza, donde todos estamos deseando hacer el paseo.

-Su primer paseíllo es otro mano a mano con Iván Fandiño. ¿Cómo surgió la propuesta?
-Fue idea de la empresa. Querían que se produjera el mano a mano y nos lo plantearon. Hace mucho tiempo que no se produce un duelo entre dos toreros en Sevilla, lo que aumenta el atractivo del festejo. Nos ofrecieron la corrida de Victorino Martín y a los dos matadores nos pareció una proposición interesante.

-¿Ha visto los toros en el campo?
-No, ni en el campo ni en fotos. No sé nada de ella. Sólo pido que esté en la línea de ese hierro. No es un toro fácil, algunos salen complicados y con peligro, pero también son reses que suelen humillar mucho. Embisten por abajo, muy de verdad, con todo. Espero que salga así la de mañana y pueda dar un toque de atención delante de una afición tan entendida.

-Después de tantas batallas, ¿qué más se puede decir de Iván Fandiño?
-Que es un gran torero. Lo mismo de siempre, en realidad. Ha puntuado en las primeras ferias, al contrario que yo, y sigue apretando fuerte. Ni por su parte ni por la mía va a a faltar la disposición máxima. Saldremos a dar la cara, por eso no puede fallar el toro cuando dos toreros están convencidos de salir a jugarse la vida.

-En sus tardes en Valencia y Madrid, sí falló el toro... 
-Pues sí, no hubo muchas opciones en ninguna de las dos. Tuve dos lotes que no acompañaron. Se pudieron ver detalles, algún quite, algunas verónicas, pero no hubo un toro con cualidades para dar el aldabonazo que deseo. La de Jandilla del Domingo de Ramos en Madrid fue noble, porque no fue mala, pero le fató empuje. La materia prima no era de triunfo importante. Sin movilidad ni transmisión es imposible. El toro de Victorino tiene ambas cualidades, hay que confiar.  
 
-No obstante, todavía queda un as en la manga para el viernes.
-Sí, la de El Pilar. Otro encaste completamente diferente, pero que también ha sido sinónimo de triunfos importantes en los últimos años. Dentro de su encaste, creo que tiene ya una personalidad propia.

-Y después de Sevilla, Madrid. ¿Le gustan sus dos combinaciones?
-Sí. Aquí también hemos apostado por la variedad de encastes. No quiero renunciar a matar cualquier tipo de toro. Le estoy agradecido a Montalvo por el triunfo importante que me dio el año pasado en agosto y quería repetir. Corté una oreja y di una vuelta al ruedo, pero sobre todo cuajé a un torazo de 670 kilos que se movió con mucha clase y emoción. Me apetecía repetir con ella el 11 de mayo. Luego, en el Aniversario, tengo la de Valdefresno, una divisa clásica de Madrid en mayo. Echa siempre toros muy serios y que suelen ayudar a sus espadas.

Vídeos

  • 1