Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
sábado, 25 octubre 2014
08:18
Actualizado a las 

La Razón

historico

ANÁLISIS: Por qué Sarkozy aún puede ganar

  • Sarkozy no tira la toalla. Sabe que los resultados del domingo, aunque son adversos para él, le ofrecen perspectivas de remontar. En la historia de la V República, otros candidatos que perdieron en la primera vuelta acabaron ganando finalmente las presidenciales.

  • 1
Sarkozy bebe vino, ayer, en una bodega
Sarkozy bebe vino, ayer, en una bodega

¿Cuál es el principal rasgo del sistema presidencial francés?
–El general Charles de Gaulle diseñó un procedimiento basado en la elección directa en dos vueltas. A menudo se le define como un sistema elitista, ya que los candidatos deben reunir 500 avales entre diputados, senadores, alcaldes, etc. Representa un claro ejemplo de método personalista. Por eso, los electores suelen fijarse más en los rasgos del candidato que en el partido al que representa a la hora de depositar el voto. La primera vuelta es un ejercicio de inclusión, y en ella compiten partidos que cubren todo el espectro ideológico. La segunda consulta se convierte en un combate electoral clásico entre la izquierda y la derecha.

¿Algún candidato ganó en el pasado las elecciones en la primera vuelta?
–Nunca. Siempre ha hecho falta una segunda llamada a las urnas. En cambio, sí que es la primera vez en la historia de la V República en la que un presidente que opta a la reelección pierde en la primera vuelta. Pero Sarkozy también sabe que en tres ocasiones el candidato que perdió en la primera criba salió vencedor en la cita definitiva. Así le sucedió a Valéry Giscard d'Estaing en 1974, derrotado por François Mitterrand en la primera vuelta con más de diez puntos de ventaja, pero vencedor dos semanas más tarde con el 50,81% de lo votos. El socialista Mitterrand también le dio la vuelta al marcador en las presidenciales de 1981 al derrotar al presidente Giscard d'Estaing, cuando éste había sido el vencedor de la primera vuelta. Por último, en 1995, el candidato de la derecha Jacques Chirac, tres puntos por debajo de Lionel Jospin, venció con el 52,64% de los votos en el segundo asalto.

¿Votan más electores en la segunda vuelta?
–En las presidenciales de 1995, 2002 y 2007, la participación fue mayor en la segunda vuelta que en la primera. Muchos electores acuden sólo en la segunda convocatoria para frenar a quien sienten como su «enemigo» político. Los votantes que han visto perder a su candidato en la primera vuelta pueden abstenerse o apoyar al candidato más cercano ideológicamente. Pero también pueden respaldar al líder ideológico opuesto. Siguiendo esta pauta, muchos seguidores de Marine Le Pen pueden optar por Hollande impulsados por el sentimiento de «antisarkozysmo». Los comunistas de  Mélenchon y los ecologistas de Eva Joly han pedido el voto para Hollande. Los tres suman el 40%.
 

Vídeos

  • 1