Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
jueves, 18 diciembre 2014
19:18
Actualizado a las 

La Razón

«Me quiero llevar a mi padre a Estados Unidos»

  • 1
La cantante, durante la presentación del nuevo cepillo Oral-B ayer en Madrid
La cantante, durante la presentación del nuevo cepillo Oral-B ayer en Madrid

Su afable carácter y su talento artístico son inconfundibles: es la hija de Rocío Dúrcal, y no para de cosechar éxitos. Estrena un nuevo sencillo en nuestro país y los conciertos al otro lado del charco no le dan ni un respiro: México, Miami, Los Ángeles... Y en junio comenzará una gira artística junto a Pepe Aguilar y Joan Sebastian por Estados Unidos. Sin embargo, le falta algo: su familia. Y está dispuesta a remediarlo. «Les echo mucho de menos y me gustaría llevarme a mi padre conmigo a Miami y compartir con él este momento», declaró la hija de la cantante ayer durante la presentación de los nuevos cepillos eléctricos Oral-B en Madrid. Atrás quedaron las tensiones familiares por el reparto de la herencia de su madre, la familia ha enterrado el hacha de guerra según cuenta la cantante. «Estamos muy bien, para mí era muy importante volver a ser una piña y quien la sigue la consigue. Fui la mediadora y yo veía que teníamos que estar todos juntos, y ahora disfrutamos de lo que nos está sucediendo». Era la voluntad de su madre y aseguró que se encargaría de cumplirla, y lo ha hecho.  «Hubiera disfrutado mucho de este momento, le hubiera encantado irse de gira conmigo pero la siento cerca, me protege aunque también me deja meter la pata, sino no sería mi madre», afirmó.  La familia es muy importante para ella, y le gustaría formar la suya propia junto a  Dorio Ferreira. «Mi marido es mi pilar más importante, compartimos todo, y nos gustaría ser padres, quizá en un par de años».

Pese a llevar un ritmo vertiginoso con la promoción de su último disco, la cantante intenta cuidarse y está espléndida. Sus problemas alimenticios forman parte del pasado aunque Dúrcal reconoce que ha tenido que aprender a tener hábitos alimentarios saludables. «Me había obsesionado con bajar de peso, hay gente muy mala que me criticaba... Hubo una época en la que me pesaba cinco veces al día», reconoció.  Sus descuidos con la comida llegaron a costarle más de un disgusto, pero explica que tuvo la suerte de darse cuenta a tiempo.

«Era un suplicio comer, ahora intento cuidarme y me alimento lo necesario a las horas que son. No hay que verlo como un dramón, espero que le sirva de aprendizaje al resto de la gente lo que yo he vivido».

Síguenos en