Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
martes, 30 septiembre 2014
11:51
Actualizado a las 

La Razón

América del Norte

Romney ya apunta a Obama

  • Sus últimas victorias y la retirada de Gingrich afianzan su liderazgo.El republicano reta al presidente con un «es   la economía, estúpido»

  • 1
Romney comparece en New Hampshire tras conocer la victoria en las primarias de cinco estados
Romney comparece en New Hampshire tras conocer la victoria en las primarias de cinco estados

NUEVA YORK- El ex gobernador de Massachusett  Mitt Romney decidió  ayer celebrar la victoria de las elecciones primarias del martes en la sede de campaña de New Hampshire, primer estado que ganó en enero en esta turbia carrera para elegir al contrincante de Obama en las elecciones presidenciales del próximo día 6 de noviembre. Sin rivales fuertes, lo único que tiene que hacer ahora es acaparar delegados, como ha hecho desde que empezó la carrera. El entorno del ex portavoz de la Cámara de Representantes Newt Gingrich filtró ayer que va a abandonar la carrera republicana, aunque no lo hará oficial hasta la próxima semana. Estos días se citará con los votantes de Carolina del Norte, uno de los estados donde tendrán lugar las elecciones primarias el próximo 8 de mayo.

«Obviamente, creo que yo sería un mejor candidato, pero el hecho objetivo es que los votantes no piensan eso», afirmó ayer  Gingrich. Con esta última victoria en Pensilvania, Connecticut, Delaware, Rhode Island y Nueva York, el ex gobernador de Ma-ssachusetts suma 200 delegados más a su cuenta, en la que tiene ya 750. Todavía le quedan unos 400  para asegurarse la nominación, ya que son necesarios 1.144 para alzarse ganador de forma oficial en la Convención republicana de Tampa (Florida) en agosto. En los próximos días, Romney empezará a dirigirse a una audiencia más amplia de votantes, a los que recordará su experiencia en el mundo de los negocios, mientras su mujer Ann y sus cinco hijos realizarán más apariciones en actos electorales. Tras conocer los resultados, Romney aseguró que «los estadounidenses siempre han sido eternos optimistas. Durante los últimos tres años y medio, hemos visto menguar las esperanzas y sueños con falsas promesas y un débil liderazgo. Allá donde voy, la gente está cansada de estar cansada».

 Ayer, Romney programó en su agenda dos actos de recaudación de fondos en Nueva York y Nueva Jersey, mientras sus consejeros más cercanos se reunieron en Boston para diseñar la transición de la estrategia de campaña a escala nacional.

El equipo del candidato mormón ha empezado a acondicionar el primer piso de su sede, que hasta ahora se encontraba vacío. Allí trabajarán los empleados recién contratados ahora que ya ha quedado claro que será el rival de Obama.

Su jefe de campaña, Matt Rhoades, se ocupa estos días de diseñar una calendario de apoyos y encuentros con las grandes figuras del Partido Republicano. Mientras, el equipo de investigación de Romney examina todos los aspectos de la Administración Obama para poder ofrecer una alternativa al programa económico del presidente demócrata. «Cuando miro a mi alrededor y veo a millones de americanos sin trabajo, universitarios que no pueden conseguir un puesto y soldados que vuelven a casa en la cola del paro, se me rompe el corazón», aseguró ayer Romney en su discurso tras conocer los resultados en New Hampshire.

Romney parafraseó el eslogan de la campaña de Bill Clinton de 1992, «es la economía, estúpido», con la que ganó al en apariencia imbatible George Bush por su política exterior tras el final de la Guerra Fría y la Guerra del Golfo Pérsico. El martes, Romney –cuyo fuerte es precisamente la economía– indicó, en una clara alusión al presidente Obama, que «todavía es la economía, pero nosotros no somos tontos».

Aun así, quedan sin responder las pregunta que el «establishment», los analistas y los periodistas han realizado desde el principio de las elecciones primarias: ¿será Romney capaz de movilizar a la base republicana en las elecciones del 6 de noviembre? Generalmente, el candidato republicano sólo gana la Casa Blanca cuando moviliza a las bases más conservadoras. Y, de momento, no está claro si éstos se decantarán por él en noviembre. Eso sí, hay que reconocerle que se alzará con la nominación a pesar de la gran oposición que ha tenido en contra dentro de su propio partido por su pasado de político liberal, que le llevó a promover la aprobación del matrimonio homosexual en su etapa de gobernador y a aprobar una reforma sanitaria muy parecida a la del presidente demócrata. Y, para muchos, eso basta para asegurar que convertirá a Obama en un presidente de un único mandato.

 

OBAMA APELA AL VOTO JOVEN
El presidente de EE UU, Barack Obama, completó con su entrevista a «Rolling Stone» una semana de apelación al voto joven en la que visitó también tres universidades en estados clave. En la entrevista, Obama dice que él también lucha contra el escepticismo público por la lenta recuperación económica, pero también se animó a confesar su cultura pop.  El presidente no reparó en elogios al líder de los Rolling, Mick Jagger, y se dijo asombrado por el respeto del cantante hacia los músicos más jóvenes.

 

Veterano de «guerra»
Tras el gran momento político que tuvo en los años noventa como «speaker» de la Camara de Representantes, Newt Gingrich vio renacer su figura a finales del año pasado, cuando llegó a colocarse por encima del Mitt Romney en las encuestas como el republicano favorito para enfrentarse a Obama.

Vídeos

  • 1
  • 1

    ENCUESTA