Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 22 octubre 2014
00:30
Actualizado a las 

La Razón

Oriente Medio

Trece candidatos lucharán por la Presidencia egipcia

  • 1
Un hombre vende en su puesto callejero fotos de Mubarak y de los candidatos a las elecciones
Un hombre vende en su puesto callejero fotos de Mubarak y de los candidatos a las elecciones

Después de semanas de lucha a golpe de decisiones judiciales, finalmente 13 hombres serán los que aspiren a sustituir a Hosni Mubarak al frente de Egipto. La Comisión Electoral Suprema anunció ayer la lista definitiva de los candidatos a «faraón», que por primera vez en 60 años será elegido en las urnas, aunque se pone en duda que sea de forma libre y democrática tras el duro filtro aplicado por las autoridades a los aspirantes. A menos de 24 horas del anuncio oficial, la Comisión Electoral daba un último golpe de efecto admitiendo al descalificado Ahmed Shafiq, destacado miembro del régimen y que fue primer ministro de Mubarak en sus últimos días en el poder. El Parlamento aprobó hace poco una ley que prohíbe optar a la Presidencia a aquellos que ocuparon cargos en los últimos 10 años, pero la Comisión Electoral ha dado el visto bueno a Shafiq.

Tres militares y cuatro laicos
De momento, su candidatura perjudica sobre todo a Amro Musa, ex secretario general de la Liga Árabe, que parte como favorito en las pocas y dudosas encuestas. En las primeras elecciones tras la revolución, dos de sus ex ministros, Musa (Asuntos Exteriores) y Shafiq (Aviación Civil) competirán por los votos de aquellos que quieren un presidente con experiencia. Para aquellos que buscan mano dura, habrá otros tres candidatos con uniforme: Hussam Jairala, ex miembro de los servicios de inteligencia; y Mohamed Fauzy Eissa y Mahmud Hussam, que sirvieron en la Policía. Además de ser prácticamente desconocidos, el hecho de proceder de las odiadas Fuerzas de Seguridad no les beneficia.

Para contrarrestar a los candidatos mubarakistas, habrá hasta cuatro aspirantes liberales o izquierdistas. El socialista Abulezz al Hariri, el nasserista Hamdin Sabbahi y el magistrado que lideró la lucha por la independencia judicial, Hisham al Bastauisi.

A pesar de que las fuerzas islamistas han dominado la vida política egipcia en los últimos meses, sólo quedan tres aspirantes de esta tendencia en la carrera presidencial, después de que dos de sus principales hombres fueran invalidados la semana pasada. En las elecciones del 23 y 24 de mayo, competirán Abdel Muneim Abul Futuh, que busca hacerse con el voto centrista, de jóvenes y cristianos; el representante de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Mursi, con mucho menos carisma y posibilidades que el candidato del grupo que fue descalificado anteriormente, y Mohamed Selim al Aua, considerado un intelectual religioso, poco conocido en la calle.

Los extremistas se han quedado sin su candidato, a pesar de que el partido salafista Al Asala presente a Abdala al Ashaal, el cual no está entre las barbas más conocidas y amadas.
 

Vídeos

  • 1