Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
viernes, 24 octubre 2014
09:41
Actualizado a las 

La Razón

Fútbol Internacional

El Arsenal se asienta en la tercera plaza pese a empatar con el Stoke (1-1)

  • El Arsenal dominó hoy un encuentro contra el modesto Stoke City que no pudo sentenciar (1-1) pero que asienta a los "gunners", gracias a la derrota del Newcastle, en una tercera plaza que asegura el pase a la próxima Liga de Campeones.

  • 1
El capitán del Arsenal Robin Van Persie celebra con su compañero Tomas Rosicky el gol conseguido
El capitán del Arsenal Robin Van Persie celebra con su compañero Tomas Rosicky el gol conseguido

El holandés Robin Van Persie equilibró el marcador en el minuto 15 tras un temprano gol de los locales, obra del inglés Peter Crouch, para sumar su gol número 28 en la Premier y dejar a su equipo con 66 puntos en al tabla a dos jornadas para la conclusión del campeonato.

A pesar de que los de Arsène Wenger acapararon el balón desde los primeros minutos del choque, fueron los locales quienes sorprendieron con el primer tanto de la tarde.

Los casi dos metros del Crouch fueron demasiado para los defensores "gunner", que vieron como el delantero se elevaba sobre sus cabezas para rematar desde el centro del área pequeña un balón que su compatriota Matthew Etherington había bombeado desde el costado izquierdo.

El Arsenal salía esta tarde convencido de la necesidad de asegurar todos los puntos en juego para no perder una tercera plaza que, esta temporada, será quizás la última que asegure un billete para la próxima Liga de Campeones.

El Chelsea, sexto en la Premier pero finalista en la Champions, podría hacerse con uno de los cuatro puestos reservados para los equipos ingleses si gana la final de la máxima competición europea, lo que dejaría sin espacio al cuarto clasificado en el torneo nacional, por el momento el Newcaslte.

Así las cosas, este no era un partido de trámite para los "gunners", que volvieron a contar con la ayuda del holandés Robin Van Persie para devolver el golpe al Stoke tan solo cinco minutos después del cabezazo de Crouch.

La jugada fue calcada a la de los locales pero con el añadido de la depurada técnica habitual en los equipos de Wenger: el checo Tomas Rosicky avanzó por la banda izquierda, se revolvió para zafarse de un defensor y lanzó un centro hacia Van Persie.

El centrocampista no trazó una parábola en busca de un testarazo, sino que golpeó el balón con dureza para que el holandés se adelantara a una defensa sorprendida por el movimiento ajedrecístico del Arsenal y rematara sin obstáculos a la red.

Los "gunners" mostraban esta tarde la versión más elaborada de un equipo que ha recuperado la brillantez en su juego paulatinamente a lo largo de un campeonato en el que comenzó rozando los puestos de descenso y que termina en los lugares destacados de la Premier.

La marcha del español Cesc Fàbregas al Barcelona y el francés Samir Nasri al Manchester City el pasado verano sembró la confusión en el centro del campo del Arsenal durante varios meses, hasta que Wenger pudo rehacer un equipo acostumbrado al fútbol de toque y Van Persie, máximo goleador de la liga, se echó el equipo a la espalda y comenzó a escalar en la tabla.

La segunda parte en el Britannia Stadium resultó un monólogo de los de Wegner, que se pasaban incansables el balón en busca de fisuras en la concurrida defensa que plantó un Stoke aparentemente satisfecho con el empate.

La derrota del Newcastle era un argumento para la tranquilidad de los "gunners", que sin embargo lucharon hasta el último minuto por un segundo gol que hubiera dejado al alcance su mano la clasificación para la Liga de Campeones.

Vídeos

  • 1