Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
jueves, 31 julio 2014
03:18
Actualizado a las 

La Razón

Medicina y Sanidad

Tratar la esclerosis durante el embarazo

  • Los últimos avances en esclerosis múltiple permiten el empleo de nuevas terapias orales durante la gestación. De esta forma se evitan brotes y recaídas agudas

     

  • 1
Tratar la esclerosis durante el embarazo
Tratar la esclerosis durante el embarazo

Los nuevos tratamientos orales contra la esclerosis múltiple están revolucionando el panorama de la enfermedad, según datos presentados el pasado miércoles en Nueva Orleáns (EE UU), en el 64º Encuentro Anual de la Academia Americana de Neurología, que se clausuró ayer sábado. Estos nuevos fármacos han mostrado su eficacia y seguridad en diferentes estudios. Para conocer cuál es la evolución durante el embarazo de las mujeres tratadas con una de estas nuevas terapias orales –denominada fingolimod– se ha anunciado la puesta en marcha de un registro internacional de pacientes.
La esclerosis múltiple es una enfermedad crónica que afecta predominantemente a la población adulta. Las estimaciones calculan que en España hay entre 40.000 y 50.000 pacientes con esta enfermedad autoinmune, que es más frecuente en las mujeres que en los hombres, en una proporción de tres a uno. Su incidencia está aumentando en los últimos años, hecho que se achaca tanto a los aspectos ambientales como al estilo de vida, que parecen jugar un papel fundamental en su curso. No es una enfermedad hereditaria ni contagiosa, pero puede existir una predisposición genética entre el 15 y el 20 por ciento de los casos.
«Al ser una enfermedad crónica que afecta tanto a las mujeres, el momento del embarazo es fundamental, porque protege de brotes y recaídas agudas», ha explicado la doctora Mar Mendibe, neuróloga de la Unidad de Esclerosis Múltiple del Hospital Universitario de Cruces y una de las responsables del registro. De este modo, cuando la paciente desea quedarse embarazada, interrumpe el tratamiento y, tras el parto, lo reanuda. El proceso puede repetirse de nuevo en embarazos sucesivos.

Planificar
El registro ha incorporado a más de 100 pacientes. «Sabemos que fingolimod es un fármaco seguro pero, no obstante, es muy importante planificar el embarazo y personalizar el tratamiento en cada paciente: debe buscarse siempre el momento adecuado y ha de tener los mínimos brotes posibles en el último año», ha añadido la doctora Mendibe. En cuanto a la lactancia materna, se está estudiando si su práctica podría prevenir brotes de la enfermedad, pero debe continuarse investigando en este sentido.
 

Vídeos

  • 1