Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
viernes, 31 octubre 2014
17:27
Actualizado a las 

La Razón

Cataluña

El Govern intenta atajar el boicot a los peajes amenazando con multas

  • La principal concesionaria aún no ha denunciado a ninguno de los «infractores»

  • 1
La Generalitat justifica la existencia de peajes en base a que Cataluña «sufre un déficit histórico en materia de inversiones»
La Generalitat justifica la existencia de peajes en base a que Cataluña «sufre un déficit histórico en materia de inversiones»

BARCELONA- La protesta ciudadana en contra de los peajes ha tomado tal magnitud que la Generalitat ha tenido que tomar cartas en el asunto. Pese a que de cara a la opinión pública dice «comprender» el malestar ciudadano, las reiteradas quejas de la principal concesionaria de peajes en Cataluña, Abertis, han surtido efecto y este fin de semana anunció que sancionará con un mínimo de 100 euros a los conductores que se nieguen a pagar los peajes de las autopistas, al considerar que es una infracción prevista en el Reglamento General de Circulación, según informó en un comunicado.

La concesionaria, por su parte, confirmó que todavía no ha puesto ningún denuncia por el boicot a los peajes, pero señaló que tienen la intención de hacerlo para recuperar lo que ha dejado de ganar con la protesta. La compañía toma los datos de los vehículos que no pagan y tiene intención de comunicarlas al Servicio Catalán de Tráfico de la Generalitat, que es quien tiene que tomar la decisión de multar o no.

«Déficit histórico»
La nota del Govern, no obstante, prosigue con el doble discurso institucional y justifica la existencia de los peajes, que en su mayoría son de titularidad autonómica, no estatal, en base a que «Cataluña padece un déficit histórico de inversiones por parte del Estado» y «parte de este déficit se ha tenido que solucionar a través de la construcción de autopistas de pago, lo que ha comportado un gran agravio comparativo con otros territorios del Estado». De hecho, añade que con 632 kilómetros Cataluña es el territorio con más vías de peaje, lo que significa que la mitad de las carreteras de gran capacidad son de pago frente al 18 por ciento de toda España.

El Govern señala que para dirimir en este tipo de situaciones la administración catalana cuenta con un grupo de trabajo «que es el fórum en el que se toman todas las iniciativas conjuntas relacionadas con el rescate selectivo de peajes, las bonificaciones y los cambios tarifarios».

Ante la presión de los grupos independentistas y del éxito de la protesta en las redes sociales, el PSC también decidió pronunciarse al respecto y lo hizo en la misma línea que la Generalitat.

La portavoz del PSC en la Comisión de Bienestar Social y Familia, Eva Granados, señaló que «entiende pero no comparte» la campaña iniciada por Solidaritat Catalana, con el apoyo de ERC. Granados aseguró que no puede estar de acuerdo con una acción que vulnera las leyes, aunque no concretó cuales. La socialista acusó a CiU «atizar el fuego de la polémica» al fomentar la insumisión fiscal en ayuntamientos, por lo que le pidió que negocie y elimine peajes injustos.

De hecho, el secretario general de Solidaritat Catalana Uriel Bertran, asegura que ni el Servicio Catalán de Tráfico ni los Mossos de Esquadra consideran como infracción negarse a pagar un peaje, por lo que no podían multar a los conductores que secundan la iniciativa. A propósito del mencionado comunicado del Govern, Bertran comentó que la decisión del Gobierno de CiU es «ilegal y que no hay ninguna base jurídica para interponer las multas porque no se infringe ningún artículo del reglamento de circulación».

Las amenazas de multa, sin embargo, no han tenido el efecto deseado, según se desprende de los testigos que explican sus experiencias en las redes sociales. Es imposible saber exactamente cuántas personas se han sumado aunque Abertis calculaba el sábado por la mañana que unos 1.500 conductores habían dejado de pagar los peajes en las últimas tres semanas pero la cifra podría elevarse considerablemente este fin de semana, coincidiendo con el puente del 1 de Mayo.

El diputado del Parlament y portavoz de Ciutadans (C's), Jordi Cañas, acusó a la Generalitat de «amedrentar» con posibles sanciones a los conductores. Cañas apuntó que «el gobierno de CiU actúa a favor de Abertis anunciando sanciones inexistentes porque tiene una hipoteca con esta compañía» y recordó que «fue CiU quien prorrogó la concesión de los peajes, que finalizaban en 2004, hasta el año 2021». «CiU actúa como el matón de Abertis», sentenció.


Convocan una protesta para mañana
- La plataforma Prou Peatges (basta de peajes), uno de las impulsoras del boicot, ha convocado una protesta para mañana, día del trabajador, a las 12 del mediodía en ocho peajes de las carreteras  la C-16, C-32, C-33, AP-7, etc. La protesta consiste en no pagar en los mencionados peajes.

- La plataforma cuenta con más de 11.000 seguidores y más de 1.000 personas dicen apuntarse a la propuesta

Vídeos

  • 1