Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
martes, 02 septiembre 2014
23:25
Actualizado a las 

La Razón

Madrid

Aguirre una líder de bandera

  • Vuelve a colocarse como referente del PP después de tres elecciones batiendo sus propias marcas. Arropada por la cúpula nacional del partido, hizo un llamamiento a la unión «bajo una bandera que nos une a todos».

  • 1
Aguirre, ayer, en una de sus intervenciones, en las que volvió a dejar claro por qué los madrileños siguen confiando en su gestión
Aguirre, ayer, en una de sus intervenciones, en las que volvió a dejar claro por qué los madrileños siguen confiando en su gestión

MADRID-  El PP al completo ha vuelto a dar su apoyo este fin de semana a Esperanza Aguirre para que sume a los cerca de ocho años al frente de la formación regional otros tres. El sábado lo hicieron los militantes con un 97,2 por ciento de apoyos sin precedentes, que se convierte en su mejor resultado después de lograr un 96,3 por ciento en el congreso de 2008 y un 91,9% en 2004. Y ayer lo hizo el presidente del partido, Mariano Rajoy, que quiso asistir, junto a gran parte de la cúpula nacional, a la clausura del cónclave, que pasará a la historia del partido por la unión de los populares en torno a Aguirre.  Y es que, en éste, la formación de Madrid ha acabado con su última «astilla» con la culminación del proceso de «integración» e incluso «fusión» con el Ayuntamiento de Madrid, que en los últimos ocho años ha pasado de intentar presentar una lista alternativa (ante el congreso de 2004) a integrar al «núcleo duro» de la alcaldesa Ana Botella en la Ejecutiva del partido.

El XV Congreso del PP también será recordado como el de la consolidación de la «marca liberal», que Aguirre reclama desde que se inició en política –hace casi 30 años–, para todos los ámbitos de la gestión política, y sobre todo la consolidación de estos principios en el ideario popular no sólo a nivel regional, donde como presidenta de la Comunidad lo aplica desde hace tres legislaturas, sino también a nivel nacional. «Aguirre representa un ejemplo muy claro, de ideas decididas, de firmeza, de vanguardia, de saber estar en la calle,  de cercanía y de colocar a la Comunidad de Madrid a la vanguardia de España y Europa. Y quiero felicitarla por ello», aseveró la vicepresidenta del Gobierno en su intervención. En estos últimos años, Aguirre ha jugado el papel de «pepito grillo» reclamando la defensa de los principios liberales en la «batalla ideológica contra el PSOE», como guía para salir de la crisis e incluso para fomentar la calidad en la educación y los servicios sociales con medidas como la eliminación de trabas burocráticas a los empresarios, aumentar la capacidad de elección de los ciudadanos y fomentar la cultura del sacrificio y el esfuerzo. Unos principios que ahora marcan en gran parte la política nacional.

Por ello, Aguirre ha vuelto a reclamar este fin de semana su papel de abanderada del PP, poniendo sobre la mesa, a través de las ponencias, nuevas propuestas como la posibilidad de dar a los comerciantes y empresarios libertad para establecer sus periodos de rebajas –sin que sea la Administración quien controle su duración y temporada–, la eliminación de las subvenciones públicas a sindicatos, partidos y patronal, y un cambio en los criterios de financiación de la Universidad para que se realice en función de sus resultados académicos y de sus investigaciones para  colocarlas entre los centros educativos de referencia mundial.

No es casualidad que ayer, por tanto, la recién reelegida jefa del PP en Madrid hiciera un llamamiento a la unión de todos «bajo la bandera que nos une a todos: la de España». Con la voz entrecortada por la emoción, Aguirre, a la que acompañó su marido y el menor de sus hijos junto a su nuera, recordó que «España es una gran nación y los españoles tenemos fuerzas y talento suficientes para salir de esta crisis». Para ello reclamó el «orgullo de nuestro símbolo» y destacó que «la imagen que tenemos que proyectar es la de todos unidos bajo la bandera; sin complejos, como hacen el resto de países. Ya está bien de avergonzarnos de ella», espetó. Aguirre terminó su primera intervención como renovada presidenta del PP a ritmo de «Eu si te pego» de Michel Teló, con su mítico lema: «Por Madrid y por España, "pico y pala"».


ENCUESTA NC REPORT
Un referente dentro del partido
Ya lo han demostrado en cada cita con las urnas y lo vuelven a corroborar ahora. Los ciudadanos se han volcado con Esperanza Aguirre las últimas tres veces que ha intentado revalidar su cargo en la Presidencia de la Comunidad de Madrid otorgándole una mayoría cada vez más absoluta, por lo que no es de extrañar que, a la hora de puntuarla, obtenga más nota que cualquier otro político. Según una encuesta realizada por NC Report para LA RAZÓN, los madrileños valoran a Aguirre con 5,2 puntos sobre 10, muy por encima de la media de los políticos españoles. En el caso de los encuentados de entre 44 y 65 años, sólo le falta una décima para llegar al 6 y, por el contrario, la nota más baja se la dan los más jóvenes: un 3,9 los menores de 30 años. Eso sí, a la hora de hablar de su liderazgo, hay practicamente unanimidad. Un apabullante 65,2% de los encuestados considera que la presidenta regional es un referente dentro del PP, mientras que un residual 17 por ciento considera que no lo es. De nuevo, es la población de entre 44 y 65 años la que más cree en su capacidad: un 69,3% de los consultados.

Vídeos

  • 1