Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 23 abril 2014
14:08
Actualizado a las 

La Razón

Otros deportes

Javier Ballesteros: «Cada vez soy más del Barça»

  • 1
Javier Ballesteros
Javier Ballesteros

BARCELONA- Ha saldado con un estupendo decimocuarto puesto su debut en un torneo de profesionales, el Peugeot Alps Tour de Sant Cugat. Aún es jugador amateur, pero su apellido denota que tiene algo especial cuando empuña un palo de golf. Javier Ballesteros Botín(Santander, 20/8/1990) se lo toma con calma y tiene la cabeza muy bien amueblada.

–¡Vaya debut!
–Pues sí, una gran alegría, como la que me dio Javier Gervás al invitarme. Luego llegué al torneo con la intención de pasarlo bien, sin ninguna meta, y lo he conseguido. Me he sentido muy cómodo entre profesionales. Cuando sabes que los demás son mejores, sacas lo mejor de ti mismo.

–¿Le veremos pasarse al profesionalismo?
–Mi padre siempre me decía que lo primero era disfrutar y es a lo que he venido aquí. Para ser profesional aún me falta mucho nivel. Cuando acabe la carrera y pueda entrenar mucho más que ahora supongo que subiré algún escalón, pero me falta bastante. Es muy complicado.

–Pero su futuro es el golf, ¿no?
–Cuando acabe la carrera me dedicaré por completo al golf y en algún momento me pasaré a «pro», aunque no tiene que ser automáticamente. Le dedicaré unos cuantos años y si me va bien y me puedo ganar la vida, pues seré profesional. Si no, tengo una carrera y me dedicaré a ser abogado o lo que sea.

–¿Qué le dicen en casa?
–Siempre me han animado. A mi padre siempre le preocupaba que estudiara. Él estaba contento de su vida como golfista, pero me decía que echó de menos no poder estudiar. Su familia no tenía mucho dinero y tuvo que trabajar desde muy pequeño. Se involucró mucho conmigo, todo lo que sé de golf es por él, pero insistía en que lo primero era estudiar. Y con mi madre pasa tres cuartos de lo mismo. Estudiar y luego ella estará encantada de que haga lo que prefiera.

–Creo que de su padre no sólo heredó la afición por el golf...
–Pues no, también soy demasiado del Barça y a veces me pierde, la verdad. Lo peor es que cada vez soy más del Barça. Los últimos años he disfrutado mucho y creo que lo de Vilanova es un acierto.

–¿Qué le supone apellidarse Ballesteros en el mundo golfístico?
–Casi todo son ventajas. Por ejemplo, hay muchos amateurs mejores que yo en España y seguro que alguien de mi nivel no podría haber jugado este torneo si no se llamara Javier Ballesteros. No tengo ningún tipo de presión, mi apellido tiene cosas muy buenas, no tengo nada que demostrar a nadie. Es inútil compararme con mi padre, lo que hizo fue increíble. En todo caso, es un orgullo que me comparen con él por todo lo que consiguió.

–¿Cómo empezó a jugar?
–Iba con mi padre a los pares 3 de Pedreña y jugaba una infinidad de vueltas. Allí aprendí el juego corto y a sacar de búnker, la mejor parte de mi juego. También daba muchas bolas con mi padre. Todo me lo enseñó el.

–Desvélenos algún secreto que le enseñara su padre.
–En el «tee», cuando usas madera tres o un hierro largo, nunca pongo «tee». Hundo un poco el dedo en el suelo y la bola sale muy derecha y muy loca, consiguiendo hacer más metros.


Entrena en «casa»
Javier compagina sus estudios de Derecho, está en tercero, con su entreno diario de golf en el campo que tiene el Banco Santander en las afueras de Madrid. Su hermano Miguel es hándicap 3.5 y tuvo su momento de fiebre golfística, pero hace mucho que no coge un palo. Le encanta seguir los torneos por la televisión, pero prefiere practicar el fútbol. Su hermana vive en Inglaterra y es «muy habilidosa», pero no practica ningún deporte. Sólo Javier quiere seguir los pasos de Seve.

Vídeos

  • 1