Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
jueves, 18 diciembre 2014
04:01
Actualizado a las 

La Razón

Tito Vilanova por Enrique Lacalle

  • 1

Tito Vilanova es un hombre poco conocido. Siempre ha estado en segundo plano, detrás de Pep, del que ha sido su sombra, su confidente, confesor, consejero y amigo. Nació en Bellcaire d'Empordà en 1969, 42 años. Se le reconoce por el hombre del chándal, su indumentaria inalterable de trabajo. Ahora pasa a primera fila, a que todos estén pendientes de él. Le costará, pues es la discreción en persona. Creo que Sandro Rosell ha acertado plenamente con la elección. Vilanova, que pasó una durísima prueba por un tumor en el cuello, del que salió victorioso, tiene ante sí su gran oportunidad profesional. Conoce bien el club y a la plantilla.
Vilanova es discreto, educado y trabajador. Mourinho le hizo famoso cuando le metió el índice en el ojo, algo nunca visto. En medio de una trifulca entre jugadores, el entrenador del Real Madrid había agredido al segundo entrenador del Barça. Fue de vergüenza ajena. Posiblemente vino de una entrevista a Tito en la que decía: «Mourinho es un entrenador de fútbol que nunca habla de fútbol, y eso no nos gusta». A partir de ahora se verán uno frente a otro, si el Barça gana la Copa, ya en la Supercopa. Quizá el único hándicap es que sucede a un ganador nato, con 16 títulos como jugador y 13, posiblemente 14, como entrenador, superando a su maestro Cruyff. Pero yo confío en Tito. Saldrá adelante. Se lo merece.

Síguenos en