Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 03 septiembre 2014
03:38
Actualizado a las 

La Razón

Columnistas

Incomunicados por Ely del Valle

  • 1

Se empeñan en hablarnos como si todos hubiéramos pasado por Harvard, desconocen la consigna interna y presentan una preocupante tenacidad en utilizar los términos que usa el PSOE para desacreditar sus medidas. El PP vuelve a tropezar con la piedra de la comunicación. Lo hace fatal, un espanto. Cada vez que un miembro del Gobierno o del partido abre la boca, se clava él mismo el anzuelo. Insisten contra toda lógica en llamar «copago farmacéutico» a lo que es una redistribución del pago de los medicamentos –porque los medicamentos se han pagado de toda la vida de Dios–; dicen que el nuevo plan de reinserción de presos ni facilita la reinserción ni presenta cambios con el anterior (?), y anuncian medidas que en otro tiempo rechazaron sin dar una explicación convincente, y sobre todo inteligible, de por qué antes subir el IVA era una atrocidad y ahora es lo que toca. En el partido le han encomendado la tarea a Carlos Floriano, que parece un hombre orquesta y en ocasiones recuerda a los presentadores que tienen que salir a hacer tiempo mientras el director de orquesta busca desesperadamente sus lentillas por el camerino; y desde el Gobierno, la vicepresidenta intenta convencernos de que lo que hay que hacer es lo que hay que hacer, con tal contundencia y severidad en el gesto que me retrotrae a los tiempos en que la hermana Sofía te pillaba fumando detrás del gimnasio.
En un momento tan serio, tan de tomar decisiones complicadas, ni Gobierno ni PP pueden permitirse el lujo de fallar en lo de siempre. Que hagan, pero que lo expliquen y lo expliquen bien, a poder ser en español coloquial. Deberían tener en cuenta que en este país el principal motivo de divorcio no es la infidelidad, sino la incomunicación.

Vídeos

  • 1